Rusia vetó un proyecto de resolución de Estados Unidos y Albania en el Consejo de Seguridad de la ONU que no reconoce los resultados de los referendos que se celebraron en las repúblicas de Donbás y las provincias de Jersón y Zaporozhie.

El texto del proyecto condena «la organización por Rusia de los llamados referendos ilegales en regiones de Ucrania, dentro de fronteras internacionalmente reconocidas».

Además, el borrador califica de ilegales las acciones de Rusia que no pueden constituir una base para cambiar el estatus de estas cuatro regiones.

A favor del proyecto votaron 10 países, cuatro Estados se abstuvieron, entre ellos China y Brasil.

Los autores del borrador hicieron un llamamiento a todos los países, organizaciones internacionales y estructuras especializadas para que no reconozcan el cambio de estatus de las «regiones ucranianas de Donetsk, Lugansk, Jersón y Zaporozhie».

El texto también insta a Rusia a retirar inmediatamente sus fuerzas de Ucrania.

El 30 de septiembre, el presidente ruso, Vladímir Putin, firmó los acuerdos de adhesión a Rusia de las Repúblicas Populares de Donetsk y Lugansk, así como de las provincias de Jersón y Zaporozhie, controladas por las tropas rusas.

A la ceremonia de la firma, celebrada en el Kremlin, asistieron los líderes de las dos repúblicas, Denís Pushilin y Leonid Pásechnik, así como los jefes de las administraciones de Jersón y Zaporozhie, Vladímir Saldo y Evgueni Bálitski.

Del 23 al 27 de septiembre los cuatro territorios realizaron referendos para adherirse a Rusia, en los que el ‘sí’ ganó por mayoría abrumadora.

Al convocar los plebiscitos, dichas regiones alegaron que la incorporación a Rusia les protegería de «actos terroristas» de Ucrania y de la OTAN, que le suministra armas «para asesinar a civiles».

(sputniknews)

Comentarios Facebook