El filósofo y analista político Miguel Ángel Pérez Pirela recordó que la estatal rusa Gazprom detuvo completamente el tránsito de gas hacia Alemania a través del Nord Stream 1 tras detectar una fuga de aceite imposible de subsanar sin el concurso de la empresa alemana Siemens, que no ha cumplido con sus contratos de mantenimiento por causa de las sanciones contra Rusia. 

“¿A quién le conviene?, se preguntaría un detective: Todo apunta a Estados Unidos. No se entiende cómo Rusia tendría algo que ganar al volar sus propios gasoductos”, comentó Pérez Pirela en su programa Desde Donde Sea.  

Las primeras indagaciones concluyeron que hubo afectaciones en tres puntos diferentes de los gasoductos suficientemente separados entre sí como para descartar que se tratase de un mismo evento, dato que ha servido para que cobre fuerza la tesis de un sabotaje perpetrado por manos hasta ahora desconocidas.  

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook