El filósofo y analista político Miguel Ángel Pérez Pirela, en su programa Desde Donde Sea, analizó las estrategias utilizadas por EEUU para desplazar a Rusia como proveedor energético en Europa.

En este sentido, recordó la vez que en 2014 la exsecretaria de Estado Condoleezza Rice admitía que Europa tenía «un problema» al depender de los hidrocarburos rusos, frente a lo cual la solución estadounidense pasaba por frenar a Vladimir Putin y conquistar el mercado energético europeo.

Rice clamaba entonces por sanciones «más serias» contra Rusia que en algún punto alcanzaran el crudo y el gas. En su opinión, el objetivo sería aprovechar la vulnerabilidad de la economía rusa, altamente dependiente de la exportación de hidrocarburos y minerales, para hundirla y reconocía que la Casa Blanca llevaba mucho tiempo intentando convencer a sus socios de la necesidad de construir oleoductos y gasoductos que no atravesaran ni Ucrania ni Rusia, criterio que cumple el recién inaugurado Baltic Pipe.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook