Donald-Trump-C.jpg

El magnate estadounidense Donald Trump parece no haber aprendido la lección y continúa desbordando xenofobia. En una nueva entrevista concedida a agencias internacionales, el precandidato presidencial insistió en el levantamiento de un muro que separe la frontera entre México y Estados Unidos, para evitar el ingreso de inmigrantes aztecas al “país de las maravillas y las oportunidades”.

 

Trump además amenazó con llevar adelante acciones muy severas si México no se hace responsable de los gastos ocasionados por la construcción de ese muro fronterizo.

 

“México nos trata como si fuéramos estúpidos. No nos ha tratado bien”, dijo, al tiempo que afirmó que México gana fortunas gracias a Estados Unidos.

 

El derechista advirtió que no sólo se trata de evitar el ingreso de más mexicanos en su  país, sino de cualquier persona “mala”.

 

“Pasan por la frontera personas de todas partes del mundo, y son malos, muy malos. Son asesinos y violadores”, señaló quien aspira a convertirse en el próximo mandatario de la Casa Blanca.

 

Algunas personalidades han catalogado a Trump de nazista por sus declaraciones racistas contra los mexicanos, latinos y ahora también ha criticado a los chinos, “no culpo a México, China es todavía peor”.

 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook