Las relaciones entre Rusia y Occidente en el ámbito de la labor de seguridad europea no se restablecerán como eran antes, teniendo cuenta las actuales acciones de Occidente colectivo y de la OSCE por separado, declaró el ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov, en una conferencia de prensa sobre los problemas de seguridad europea.

«Lo que está claro es que si, en algún momento, nuestros vecinos occidentales, —y no podemos alejarnos de la vecindad—, y antiguos socios se interesan de repente por restablecer de algún modo el trabajo conjunto en materia de seguridad europea, no habrá restablecimiento. Porque la restauración significa lo que era antes. Pero no se hará lo mismo», dijo Lavrov.

Comentarios Facebook

Subrayó que las acciones de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) y de Occidente en la actualidad plantean cuestiones difíciles sobre cuál será la relación entre Rusia y la organización, así como sobre lo que ocurrirá con la propia OSCE.

«Y cuando, y si [lo hace], Occidente entienda que es mejor tener una relación de vecindad sobre la base de algún tipo de acuerdo mutuo, escucharemos lo que Occidente proponga y está claro que esto debería ser un comienzo de interacción fundamentalmente nuevo», aseveró Lavrov.

Lavrov agregó que se acumuló un gran número de problemas en el espacio de la OSCE.

«Hoy se inaugura en Lodz [Polonia] un evento que se llamaba reunión del Consejo de Ministros de Asuntos Exteriores de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa. Hoy es una buena ocasión para analizar el papel que ha desempeñado esta organización desde su creación», comunicó.

Añadió que desde entonces hubo más y más problemas en lo que ahora se llama la OSCE.

«Polonia cava la tumba de la OSCE»

La OSCE se está convirtiendo en una organización marginal, y Polonia, como actual presidente, está cavando su tumba, denunció el ministro de Asuntos Exteriores ruso.

«El espacio de seguridad en Europa se está fragmentando finalmente y la propia OSCE se está convirtiendo, por decirlo suavemente, en una entidad marginal», afirmó.

«Las presidencias titulares de la OSCE de los últimos años no quisieron romper esta tendencia negativa. Los suecos ocuparon la presidencia el año pasado e incluso entonces dejaron de actuar como honestos intermediarios, sino como participantes activos en la política occidental de la OSCE. De hecho, fueron los suecos quienes empezaron a preparar el funeral de la OSCE. Y nuestros vecinos polacos han estado cavando diligentemente una tumba para la organización durante todo este año, destruyendo lo que queda de la cultura del consenso», añadió el ministro.

La cooperación en materia de seguridad con Occidente

Lavrov subrayó que la cooperación en materia de seguridad con los países occidentales solo será posible sobre la base de principios de interacción fundamentalmente nuevos.

«Está claro que este debe ser un comienzo de interacción fundamentalmente nuevo. Sin embargo, no sé si habrá una oportunidad para esa interacción en un futuro próximo», aclaró.

(Sputnik)

Comentarios Facebook
center>