El filósofo y analista político Miguel Ángel Pérez Pirela, en su programa Desde Donde Sea, aseguró que, a pesar de lo expresado por el vocero del gobierno de Venezuela, Jorge Rodríguez, con respecto al manejo de los recursos confiscados en el exterior, conviene señalar que a consecuencia de las coerciones, se impuso una especie de tutela, que le impide al Ejecutivo utilizar soberanamente los fondos públicos que reposan en bancos internacionales.

«Esto se llama robo, es inmoral», precisó el especialista, al tiempo que advirtió que aunque en este momento sería muy difícil cuestionar la pertinencia de las áreas definidas como prioritarias en el documento firmado en México, estos condicionamientos sientan un precedente que en el futuro podría volverse en contra de los intereses nacionales, dada la incidencia de Estados Unidos y sus aliados sobre los órganos de toma de decisiones en el seno de la ONU.

Comentarios Facebook

Ahondando en este asunto, que en su criterio representa una amenaza para la soberanía del país, indicó que en una entrevista concedida al Circuito Éxitos, el jefe de la delegación de la Plataforma Unitaria, Gerardo Blyde, intentó justificar la retención ilegal de los recursos del Estado venezolano, insinuando que de no haber sido así, el gobierno los habría malversado.

Comentó, asimismo, que este vocero minimizó el papel de las instituciones gubernamentales en el manejo de los fondos y en la ejecución de los proyectos, en favor del papel de las agencias de las Naciones Unidas, como que si estas pudieran operar al margen de las leyes venezolanas.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook