El grupo petrolero y gasista MOL, el mayor de Hungría, advirtió que desde este 5 de diciembre interrumpe las entregas de gasolina y diésel a varias gasolineras del país, tras la entrada en vigencia del tope al petróleo procedente de Rusia, según un informe de la Asociación de Gasolineras Independientes.

«MOL notificó a varios de sus clientes que desde el 5 de diciembre no podrá suministrarles diésel ni gasolina», señaló el organismo, según recoge la agencia MTI.

Comentarios Facebook

El canal televisivo RTL informó que crecen las colas en las gasolineras de la capital húngara y en las provincias del país por el déficit de la gasolina subvencionada que se vende a 1,3 dólares el litro. Según datos del Gobierno húngaro, el país importa desde Rusia el 65% del petróleo que consume.

En mayo pasado, el presidente de MOL, Zsolt Hernádi, declaró que Hungría, país miembro de la Unión Europea, no podía renunciar inmediatamente al petróleo proveniente de Rusia.

El 2 de diciembre, la Unión Europea acordó imponer desde este 5 de diciembre un tope de 60 dólares al barril del petróleo ruso, una medida que distorsionaría el mercado. Desde Moscú advirtieron que no iban a exportar petróleo a los países que impongan límites de precios.  

(sputniknews)

Comentarios Facebook