El techo al precio del petróleo ruso acordado por los países occidentales no afectará la capacidad de Rusia para financiar su operación militar especial en Ucrania, aseguró el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov. 

Este 5 de diciembre, entra en vigor la medida consensuada la semana pasada por los países de la Unión Europea (UE) y el Grupo de los Siete (G7), que fija en 60 dólares por barril el precio máximo del petróleo ruso transportado por mar. 

Comentarios Facebook

«La economía de la Federación de Rusia tiene la capacidad necesaria para satisfacer plenamente todas las necesidades de la operación militar especial, y ese tipo de medidas no la afectará», informó Dmitri Peskov. 

Numerosos países condenaron la operación militar que el presidente de Rusia, Vladímir Putin, ordenó lanzar el pasado 24 de febrero, y activaron varias baterías de sanciones individuales y sectoriales que buscan elevar el costo del conflicto para Moscú. 

Las medidas contra Rusia ocasionaron el alza a nivel mundial de los precios del petróleo, el gas y los fertilizantes. En este contexto, los países del G7 propusieron imponer topes a los precios del petróleo ruso para tratar de limitar los ingresos de Moscú tras el alza de los costes de los productos energéticos. 

Por su parte, el vice primer ministro Alexandr Nóvak declaró que Rusia no abastecerá de petróleo a los países que fijen un techo a los precios, sea cual sea, de 60 dólares o cualquier otro, pues es una injerencia en las leyes del mercado. Agregó que Rusia está abierta a la cooperación con aquellos consumidores que estén dispuestos a trabajar según las reglas del mercado. 

(Sputnik) 

Comentarios Facebook
center>