Autoridades sanitarias de Bolivia confirmaron este lunes que el país sudamericano habría ingresado en la sexta ola de la pandemia del Covid-19 tras registrarse un incremento de 203 por ciento de casos en la semana epidemiológica 48 al llegar a 1.608 positivos, superando los 531 registrados en la semana epidemiológica anterior.

De acuerdo al ministro de Salud boliviano, Jeyson Auza,  este incremento se debe a la circulación de las subvariantes de la Ómicrón, BQ.1 y BQ.1.1, las cuales fueron detectadas en La Paz a principios de noviembre y en Santa Cruz en octubre.

Comentarios Facebook

En ese sentido, Auza comentó que “las últimas cuatro semanas han ido en ascenso sostenido los casos, pero en esta semana ha sido mucho mayor», ello, luego que la cantidad más baja de casos se registró la semana epidemiológica 44, cuando se reportaron 164 positivos en todo el país.

El titular de la cartera de salud, apuntó que «ya para la semana epidemiológica 45 los casos subieron a 221, luego a 348, 531 y 1.608 en esta última semana».

Asimismo, el pico más alto de casos en la quinta ola fue de 34.380 positivos registrados en la semana epidemiológica 30 y Auza aclaró que las subvariantes de la Ómicron no son aún las dominantes en los casos positivos reportados a nivel nacional, no obstante, indicó que “sabiendo el potencial de contagio mayor que tiene” es posible que esto llegue a suceder.

Según el ministro de Salud, estas dos subvariantes BQ.1 y BQ.1.1 son de alto nivel de transmisibilidad y son más contagiosas que sus predecesoras BA.4 y BA.5 que son dominantes en la actualidad en el país.

Dado el nuevo panorama epidemiológico, Auza instó a la población a acudir a los centros de vacunación de todo el país para completar el esquema o colocarse un refuerzo, luego que el Gobierno de Luis Arce adquiriera unaas 23.815.500 dosis, de las cuales ya se suministró 15.260.060 dosis.

(telesurtv.net)

 

Comentarios Facebook