EEUU ha agotado tan completamente sus reservas de suministros militares que «no está adecuadamente preparado» para una guerra a largo plazo con China, afirmó un importante grupo de expertos del complejo militar-industrial estadounidense.

Según los informes, un simulacro de guerra realizado por el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales (CSIS, por sus siglas en inglés) reveló que EEUU probablemente agotaría sus reservas de misiles de largo alcance y guiados de precisión en menos de una semana de «guerra convencional prolongada» contra China en el estrecho de Taiwán.

Comentarios Facebook

El estudio afirma que la insistencia de la Administración Biden en enviar más de 8.500 sistemas de misiles Javelin y al menos 1.600 sistemas de misiles Stinger a Ucrania significa que el inventario militar estadounidense se está agotando.

«La conclusión es que la base industrial de defensa, a mi juicio, no está preparada para el entorno de seguridad que existe ahora», afirmó el vicepresidente del CSIS, Seth Jones, en una entrevista con The Wall Street Journal.

«¿Cómo se puede disuadir [a China] eficazmente si no se dispone de reservas suficientes del tipo de municiones que se van a necesitar para un escenario del tipo del estrecho de Taiwán-China?». preguntó Jones.

Su valoración dentro del estudio fue igualmente sombría.

«El principal problema es que la base industrial de defensa estadounidense —incluida la base industrial de municiones— no está actualmente equipada para soportar una guerra convencional prolongada», se quejaba el investigador.

Jones afirma que sus conclusiones se basan en «datos de dominio público sobre sistemas de armas y municiones, incluidos datos recopilados por el [Departamento de Defensa]… entrevistas con docenas de funcionarios del DoD, el Congreso, la industria de defensa y expertos en la materia», y «los resultados de juegos de guerra y otros análisis».

Sin embargo, no está claro hasta qué punto son independientes sus evaluaciones, dado que el CSIS recibe millones al año de corporaciones multinacionales, incluidos algunos de los proveedores de armas más conocidos del mundo, como Northrop Grumman, Lockheed Martin, Boeing y Raytheon.

(Sputnik)

Comentarios Facebook
center>