El presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, afirmó durante su reunión con su homólogo chino, Xi Jinping, que nadie prohibirá que Brasil mejore su relación con China.

«Ayer [13 de abril] hicimos una visita a Huawei, en una demostración de que queremos decir al mundo que no tenemos ningún prejuicio en nuestra relación con los chinos; nadie prohibirá que Brasil mejore su relación con China», dijo Lula en el encuentro abierto entre los líderes.

En la declaración a la prensa que precedió a la reunión bilateral, Lula dijo que Brasil quiere intensificar su relación con China en áreas como ciencia y tecnología, intercambio de estudiantes universitarios, relaciones culturales, estrategias de combate al cambio climático, energía limpia y producción de vehículos eléctricos.

No obstante, Lula añadió que su Gobierno tiene claro que quiere crear una relación Brasil-China que no sea apenas una relación de interés comercial.

El medio ambiente centró buena parte de las palabras del líder brasileño; Lula dijo que Brasil «cuenta con China» en la lucha por la preservación de la Tierra y subrayó que es «extremadamente importante» una transición energética para que se pueda producir más energía limpia, sobre todo eólica, solar y biomasa.  

(sputniknews)