Las elecciones presidenciales solo se celebrarán en Ucrania el año que viene si Kiev vence en el conflicto con Rusia y terminan los «tiempos de guerra», dijo el presidente Vladímir Zelenski en una entrevista este jueves. El mandatario manifestó que «las elecciones se llevan a cabo en tiempos de paz, si no hay guerra, según la legislación». 

«Tengo muchas ganas de que haya paz el próximo año y que la vida sea como antes», aseguró Zelenski. De otra parte, inmediatamente después de la victoria será difícil organizar concentraciones públicas en las regiones. Después de todo, los ciudadanos solo podrán acudir con seguridad a los colegios electorales después que los territorios desocupados hayan sido completamente desminados. 

La Constitución obliga a las autoridades a convocar la primera vuelta de los comicios para el 31 de marzo de 2024. En caso de que se requiera una segunda vuelta, podría programarse para el 21 de abril. Sin embargo, la ley marcial impide la convocatoria, algo que confirmó también Ruslán Stefanchuk, el presidente de la Rada Suprema, el Parlamento unicameral del país eslavo. 

Este político destacó que ni la Constitución ni el Código Electoral de Ucrania determinan cómo realizar una votación mientras parte del territorio permanezca ocupado. En su opinión, la adaptación de ciertos cambios en las leyes no resolvería el problema y, por lo tanto, no son posibles las elecciones hasta el fin de la ley marcial. 

«No sabemos cómo organizar la votación de casi 7 millones [de personas] que están fuera de Ucrania», dijo Stefanchuk. Tampoco eso se sabe para aquellas regiones que están «temporalmente» fuera del control de Kiev. «No sabemos cómo garantizar una representación adecuada, la participación de otros ciudadanos durante la ley marcial y si las instalaciones electorales no serán atacadas –agregó–. Por lo tanto, las elecciones no pueden celebrarse durante la ley marcial». A su juicio, la convocatoria electoral podría llevar a la desintegración del Estado, «algo que nuestro enemigo espera». 

Las dos vueltas de las últimas elecciones presidenciales tuvieron lugar en Ucrania el 31 de marzo y el 21 de abril de 2019, cuando Vladímir Zelenski arrebató la primera magistratura al hasta entonces presidente Piotr Poroshenko (con más de 73 % contra 24 %). 

En octubre pasado Zelenski prohibió por completo las actividades de 12 partidos políticos de la oposición, acusándolos de posturas «prorrusas». Esta decisión inhabilitó, en particular, al excandidato de la oposición Yuri Boiko, quien había recibido casi el 12 % de los votos en la primera vuelta de las presidenciales de 2019. 

(RT)