El presidente de Ucrania, Vladímir Zelenski, atribuye la falta de avances significativos de la contraofensiva de Kiev contra las tropas rusas a la carencia de municiones y al nivel insuficiente de preparación de sus militares para manejar equipos occidentales.

«Teníamos planes para iniciar [la contraofensiva] en primavera. Pero no lo hicimos, porque, francamente, no teníamos suficientes municiones ni armamentos, ni suficientes brigadas debidamente entrenadas en estas armas, más teniendo en cuenta que las misiones de entrenamiento se realizaban fuera de Ucrania. Pero, aun así, empezamos. Y esto es importante», subrayó Zelenski en una entrevista con el periodista Fareed Zakaria, de la cadena estadounidense CNN emitida este domingo.

Asimismo, el mandatario ucraniano, que reiteró sus argumentos expresados durante el foro de seguridad de Aspen celebrado el viernes, indicó que los retrasos en las entregas de armas occidentales permitieron al Ejército ruso minar los territorios por los que las tropas ucranianas intentan avanzar ahora sin mayores éxitos.

«Y como empezamos un poco más tarde, se puede decir, y será verdad compartida y comprendida por todos los expertos, que Rusia ganó tiempo para minar todas nuestras tierras y construir varias líneas de defensa. Y, definitivamente, tuvieron incluso más tiempo del que necesitaban», argumentó Zelenski para explicar la lentitud de la contraofensiva

En este contexto, el mandatario ucraniano volvió a asegurar que para sus fuerzas la prioridad pasa por minimizar las bajas entre el personal y la técnica militar. «Sí, entiendo que siempre es mejor que la victoria llegue pronto. Esto es lo que también queremos. Pero la cuestión es el precio de esta victoria. Por lo tanto, no arrojemos a la gente literalmente bajo los tanques. Planifiquemos nuestra contraofensiva tal y como lo sugieren nuestros analistas, nuestra inteligencia», declaró.

Este mismo domingo el presidente ruso, Vladímir Putin, señaló durante una reunión con su homólogo bielorruso, Alexánder Lukashenko, que la contraofensiva de Kiev «fracasó». En particular, señaló que las pérdidas irrecuperables de las fuerzas ucranianas desde el comienzo de la contraofensiva, el pasado 4 de junio, superan ya los 26.000 efectivos.

Mientras, el diario The Wall Street Journal reportó que Occidente sabía que Kiev no tenía armas suficientes para su contraofensiva, pero esperaba que el «coraje e ingenio» de los ucranianos compensaran el déficit. Según apunta el periódico, las acciones de Kiev «corren el riesgo de llegar a un punto muerto».

(RT)