Al menos dos personas murieron y 56 resultaron heridas en dos explosiones en una planta de gas licuado sin licencia, cerca de Bucarest, la capital de Rumania, indicaron este domingo las autoridades locales.

El Ministerio de Salud de Rumanía reportó un total de dos víctimas mortales y 56 heridos como resultado de las explosiones que se habían producido en la estación de servicio situada en la ciudad de Crevedia, situada en el distrito de Dambovita, al sur de Rumanía.

De los heridos, 26 son bomberos que estaban trabajando en el lugar cuando se ha producido una segunda explosión, según ha informado el medio rumano Mediafax.

La primera explosión provocó la propagación del fuego a los depósitos de combustible y a una casa cercana, lo que provocó la evacuación de personas en un radio de 700 metros y se bloqueó el tráfico.

La segunda explosión se produjo más tarde e hirió a 26 bomberos, afirmó el viceministro del Interior, Raed Arafat, que supervisa el equipo de respuesta a emergencias.

Siete de las personas que han resultado heridas se encuentran en estado grave y el primer ministro del país, Marcel Ciolacu, ha anunciado que cuatro de ellos van a ser trasladados a Italia y a Bélgica bajo el sistema civil de protección europeo.

Más de 3.000 vecinos en un radio de 800 metros alrededor de la estación de servicio han sido evacuados. La gasolinera tenía seis depósitos de 10.000 litros de combustible cada uno.

(teleSUR)