#LoÚltimo
Cartel de la Guajira y paramilitarismo detrás del contrabando de gasolina y alimentos en la frontera
Julio 15, 2015
La Iguana Google Plus

El diputado Freddy Bernal reveló este martes que grupos vinculados con el paramilitarismo, la extorsión y el sicariato manejan el contrabando de gasolina y alimentos en la frontera colombo-venezolana. 

 

“Si hablamos de la zona Sur del Lago, cercana a la frontera con Colombia, ahí fungen dos grandes bandas, la banda de los Meléan, y la banda de los Leal, están asociadas al cartel de la Guajira y a bandas paramilitares de Colombia. Están en el contrabando de extracción de gasolina, de extracción de alimentos, controlan el contrabando de licores y cigarrillos en las islas del Caribe, y además ejecutan la extorsión y el secuestro, ahí está asociado en paramilitarismo colombiano y el crimen organizado con delincuencia común, es una estructura mafiosa”.

 

Recalcó que: “La trasculturización del paramilitarismo es que el crimen organizado tiene fachadas como ventas de drogas, extorsión, secuestro, y se van ‘liberando’ territorios y mediante el delito de extorsión van acumulando grandes cantidades de dinero, contratan sicarios y arman pequeños ejércitos particulares”.

 

El también candidato a la reelección a la Asamblea Nacional propuso la instalación de inhibidores de señal telefónica en las cárceles del país para evitar que las mafias operen desde los centros penitenciarios.

 

Bernal afirmó, durante su participación en el programa “El Desayuno” transmitido por Venezolana de Televisión, que la solución a la inseguridad debe abordarse con acciones en paralelo, a propósito de la Operación Liberación y Protección del Pueblo emprendida en cuatro zonas del centro del país y que dejó como saldo preliminar 16 delincuentes abatidos y más de 200 detenidos. 

 

Entre las acciones sostuvo que debe abordarse la reestructuración policial. Bernal fue presidente de la comisión presidencial del sistema policial y órganos de seguridad ciudadana para la revolución policial. Durante su gestión fueron expulsados 800 efectivos policiales por casos de corrupción.

 

En la zona sur de Aragua, en San Casimiro; en Betania, en el urbanismo Fuerte Tiuna y en la Cota 905, “se ha ido estructurando el crimen organizado”, dijo. 

 

“Algunas bandas tienen contactos con cuerpos de policías, y en algunas partes el país han tocado fiscales del Ministerio Público y hasta jueces, eso se ha ido estructurando progresivamente a lo largo de muchos años, es la transculturización del paramilitarismo colombiano. Cuando hablamos de la cultura paramilitar no es un individuo vestido de las AUC colombianos (Autodefensas) con un fusil al hombro, no”.

 

Bernal felicitó la acción del Estado “porque es necesario recobrar el ejercicio legítimo de la autoridad, con la Constitución en la mano, por eso aprovecho para hacer un llamado de unidad nacional en esta jornada contra el crimen organizado que ha dictaminado el presidente Maduro”.

 

El parlamentario puso a la orden la cuenta en Twitter @AlertaPueblo para atender denuncias de todo el país y gestionarlas ante los organismos del Estado.

 

“La compatriota Iris Varela ha avanzado en el régimen penitenciario, todas las cárceles estaban sin control, se ha avanzado en 40 cárceles, pero faltan algunas, como la PGB, Tocorón, y otras, en esas cárceles hay que avanzar en el régimen penitenciario, en la clasificación de los presos por delitos, y el aislamiento de los individuos de más alta peligrosidad. He  propuesto que se coloquen inhibidores de señales en todas las cárceles para romper la comunicación entre los pranes de las cárceles y las bandas a cielo abierto, porque no es para nadie un secreto que desde muchas cárceles se dirigen secuestros, extorsión y se conectan directamente con bandas que actúan bajo la orden de capos que se han instalado en las cárceles”.

 

“Esto es un trabajo conjunto que hay que hacer entre el Ministerio de Interior, de Servicios Penitenciarios y Conatel, porque implica el uso de tecnología”, subrayó. Los inhibidores de señales es algo importante, hay gente que dice que se le va a cortar el derecho a la comunicación de los presos. Yo he propuesto que a través de Cantv se coloquen 15 o 20 casetas telefónicas fijas y bajo un control del Estado el preso puede llamar a sus familiares, lo que no podemos permitir es que desde la cárcel se extorsione, se secuestre y se conecten los delincuentes más peligrosos del país con las bandas a cielo abierto”.

 

“Además quiero hacer esta reflexión, hay una serie de derechos en la Constitución, y somos garantes de la Constitución más hermosa en derechos humanos, pero el principal derecho es el derecho a la vida, es el derecho superior, si no hay derecho a la vida ¿cómo disfruto la Misión Vivienda?, ¿cómo disfruto el acceso a la universidad?, ¿cómo disfruto el acceso a las misiones?, tengo que estar vivo para disfrutar, entonces el principal derecho es el derecho a la vida, entonces entre el derecho a la comunicación de los delincuentes y el derecho a la vida, yo, Freddy Bernal, me quedo con el derecho a la vida, y estoy seguro que la inmensa mayoría está de acuerdo”.

 

Sobre el despliegue iniciado por el Gobierno en  Caracas, el estado Miranda y Aragua, aseguró que “entre la gente decente se han coleado delincuentes en las edificaciones de la misión Vivienda”. 

 

“A toda la banda que asesinó a Robert Serra se le había dado casa de la Misión Vivienda”, sostuvo. 

 

“Vamos a revertir esa situación, y se va a quitar ese apartamento, no puede ser que en medio de gente decente se cuelen estos delincuentes”, expresó.

 

Esos delincuentes que se enfrentaron a las autoridades no eran ningunos ‘Niños Jesús’ (…) Hagamos causa común, unidad nacional en cuanto a esta operación de liberación del pueblo”.

 

Llamó a la Fiscalía a actuar y acusar a esos criminales, y al Tribunal Supremo de Justicia pidió la aplicación de penas “que no se burlen del estado de derecho”.

 

Aseguró que esa “cultura paramilitar se ha ido extrapolando a diversas partes del país progresivamente y  se ha instalado en el estado Guárico, en la zona sur de Aragua, en los Valles del Tuy, en la zona de Barlovento, en el sur del estado Bolívar, en la Faja Petrolífera del Orinoco y también llegó a la capital del país, donde se han ubicado en Valle Coche, Santa Rosalía, la Cota 905, Primero de Mayo, el Guarataro y los Eucaliptos. En esos lugares se fueron instalando progresivamente los delincuentes y fueron tratando de ‘liberar’ zonas, a eso es lo que denominamos la cultura paramilitar. Algunos de esos elementos tienen contacto directo con unidades paramilitares de Colombia, ahí podemos citar el caso de Robert Serra donde se pudo probar la asociación delictiva de una banda que vendía droga en el urbanismo La Paz y El Colombia tenía relaciones con Julio Vélez que se mueve en la frontera colombo-venezolana”.

 

“Hagamos causa común en este operativo de liberación del pueblo”, reiteró al asegurar que continuará progresivamente, pero no se informará los lugares por razones de inteligencia. “Los criminales saben que el presidente Nicolás Maduro tendió su mano, les dio la oportunidad, no quisieron aprovecharla, entonces de este lado está la Constitución, la mano fuerte del Estado y un pueblo que no va a permitir ser asediado por la delincuencia”.

 

(Panorama)

 

BACHAQUEROS-GASOLINA-C.jpg