El ministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, pidió este sábado -ante la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU)- al Gobierno de Estados Unidos (EEUU) y los países occidentales que levanten sus sanciones contra Venezuela, Cuba y Siria. 

Las sanciones, acotó el funcionario, suponen “una grosera violación del principio de igualdad soberana”, al tiempo “dañan en primer lugar y sobre todo a los estratos más vulnerables de la sociedad”. 

En el caso puntual de Venezuela, Lavrov conminó a Washington a “abandonar sin ninguna precondición su política de sofocar económicamente” a la nación suramericana. 

Resaltó que la política de sanciones es una práctica con la que “Occidente manipula al Consejo de Seguridad para ejercer presión sobre aquellos que no son de su agrado”. 

(LaIguana.TV)