El ataque perpetrado el sábado por Hamás contra Israel ha desatado una nueva escalada del conflicto en Oriente Medio. La respuesta israelí ha sido devastadora. Los ataques por cielo y tierra están dejando un panorama desolador en la Franja de Gaza. El ministro de Defensa israelí ha dejado claro que no pretende tener piedad con nadie, ni siquiera con los civiles palestinos.  

El asedio está siendo total y la población ha visto cortados los suministros básicos como la luz, el gas y los alimentos. Con suerte pueden refugiarse en algún búnker a la espera de que los bombardeos no terminen destruyendo también sus casas. 

En este contexto, la BBC ha entrevistado al embajador de Palestina en el Reino Unido, Husam Zomlot. Sin embargo, la entrevista no fue por los derroteros que pretendía el presentador y se le acabó volviendo en contra como si fuera un boomerang. 

El presentador arranca preguntando al diplomático si apoya el ataque lanzado por Hamás el sábado por la mañana. «Esa no es la pregunta correcta», le responde tajante y negando con la cabeza. «Hamás es un grupo militante y yo estoy aquí como representante de Palestina. Nuestra posición es conocida y clara al respecto. Si hay alguien que debería ser condenado es la -entre paréntesis- la única democracia del Oriente Medio, Israel. Un país que ha atacado a población civil y no solo en las últimas 48 horas». 

El presentador insiste e insiste en preguntar al embajador sobre su posición sobre Hamás. Y este, lejos de ceder, replica que «Hamás no es el gobierno palestino. Sin embargo, el gobierno israelí sí ha ordenado los ataques contra la población civil con un Ejército regular. Por eso, no es posible buscar simetrías aquí, no se puede equiparar».  

«Pero tú acabas de condenar a Israel por matar civiles y no quieres condenar a Hamás por matar a civiles», reitera el periodista. 

A lo que Zomlot le responde con una batería de preguntas que termina por desarmarle por completo: «¿Cuántas veces has entrevistado a altos cargos israelíes? Cientos de veces. ¿Cuántas veces ha cometido Israel crímenes de guerra, en vivo, delante de vuestras cámaras? ¿Tú empiezas a entrevistarles preguntándoles si se condenan a sí mismos? No, no lo has hecho». 

Y se adentra en la idea que subyace en la posición que predomina en Occidente. «¿Sabes por qué rehúso responder a esa pregunta? Porque rechazo la premisa de la misma. Porque en el fondo hay una tergiversación de todo el asunto porque siempre se espera que los palestinos se condenen a ellos mismos», responde.  

«Tú me traes aquí cuando hay israelíes que están siendo asesinados. ¿Tú me has traído aquí cuando matan a cientos de palestinos?», le interroga. 

Y pone un poco de contexto para que se entiendan mejor algunas cosas: «Lo que están viendo los israelíes en las últimas 48 horas, que decimos que es trágico, es lo que han visto los palestinos cada día durante los últimos 50 años. Tú conoces la situación que se vive en Gaza, en estos momentos es la cárcel a cielo abierto más grande del mundo. Dos millones de personas han sido tomadas como rehenes por Israel en los últimos 16 años». 

«Por eso, estaría bien que abandonáramos de vez en cuando esta retórica y contáramos a la gente la verdadera y fea realidad», zanja. 

La misma idea es la que nos ha trasladado el embajador de Palestina en España, Husni Abdel Wahed, que ha concedido una entrevista a este periódico en la que analiza la tremenda situación a la que se exponen los civiles en Gaza y critica la «doble vara de medir» y la «hipocresía» de Estados Unidos y Europa a la hora de denunciar crímenes de uno y otro lado. 

(Público)