Al menos doce personas murieron este domingo tras un accidente de avioneta en la selva amazónica brasileña, en el estado de Acre, fronterizo con Perú y Bolivia.

Las personas fallecidas eran 10 pasajeros, entre ellos un bebé de un año y siete meses, y el piloto y el copiloto.

Según un comunicado emitido por el Gobierno de Acre, los pasajeros y la tripulación murieron carbonizados al explotar la aeronave propiedad de la empresa ART Taxi Aéreo.

El avión se precipitó contra el suelo de la selva solo cinco minutos después de despegar del aeropuerto internacional de Río Branco, capital del estado y cubriría la ruta prevista con destino a la ciudad de Elvira.

El texto emitido por la gobernación apuntó que ambulancias y bomberos llegaron de inmediato al lugar del desastre.

De igual forma, el texto subrayó que disponen de todos los medios para rescatar los cuerpos y evitar que las llamas se extiendan más y causen problemas.

(teleSUR)