En su más reciente entrega de “Tubazos”, el periodista venezolano Eligio Rojas ofreció nuevos detalles sobre los detenidos por la trama de corrupción PDVSA-Cripto.

De acuerdo con Rojas, el pasado 26 de septiembre fue capturado en Atenas, Grecia, Erick Robeta, un empresario de nacionalidad italiana presuntamente vinculado a dicha trama.

Comentó que Venezuela inició el procedimiento para extraditar al país a este sujeto, quien es la segunda persona ligada a la red de corrupción PDVSA-Cripto que la nación bolivariana solicita vía extradición. El primero fue Jesús Alfredo Vergara Betancourt, capturado en España el pasado 5 de septiembre.

Segú la sentencia de la Sala Penal del Tribunal Supremo de Justicia, Robeta forma parte de los miembros de armadores ilícitos de embarcaciones petroleras, quienes realizaron compras a la empresa North Star Maritime Holding Ltd (Nsmhl) de identificaciones y dispositivos de buques inutilizados que se encuentran en deshuesaderos de la India y Pakistán, para suplantarlos en otros buques que cargaban petróleo en puertos venezolanos y luego del zarpe cambiaron su identificación y apagaron el transpondedor para apoderarse de este crudo, comercializándolo en provecho propio.

Este sujeto tiene una orden de aprehensión emitida el 8 de mayo de 2023 por el Tribunal Especial Segundo de Control con competencia en casos vinculados con delitos asociados al terrorismo con jurisdicción a nivel nacional, con sede en Caracas, a cargo del juez Carlos Liendo.   

De acuerdo con la orden de captura, solicitada por el fiscal 73 nacional, Jean Karin López, Robeta era el gerente de la empresa Albatros Maritime, que se encuentra inmersa entre las embarcaciones con identidades falsas o suplantadas, que ingresaron a aguas territoriales realizando operaciones comerciales con el crudo de PDVSA, obtenido de manera irregular, causando directamente un daño al Estado venezolano.

La ficha de solicitud ante la Interpol, con notificación roja, establece que este sujeto es requerido por la presunta comisión de los delitos de: tráfico y comercio ilícito de recursos o materiales estratégicos, legitimación de capitales, asociación y contrabando agravado.

El periodista explicó que este ciudadano junto a los demás detenidos e investigados formaban parte del grupo de empresarios marinos con los cuales la estatal petrolera hacía negocios y que optaron por estafar a la industria con diferentes excusas, entre ellas: el supuesto daño del petróleo o fallas mecánicas del barco en altamar.

Agregó que todas esas operaciones fueron autorizadas por el entonces vicepresidente de la estatal, Antonio Pérez Suárez, según los documentos del Ministerio Público (MP).

En total, recordó Rojas, el MP identificó a 81 personas, entre empresarios y funcionarios públicos, como presuntos responsables de haber estafado a PDVSA mediante operaciones paralelas.

Sobre esas 81 personas se dictaron órdenes de aprehensión, de las cuales se hicieron efectivas 61, hasta los momentos.

Para conocer más detalles haga clic en el video adjunto.

(LaIguana.TV)