De acuerdo con el mandatario chino, Washington y Pekín pueden coexistir en paz y buscar una cooperación beneficiosa para todos, a pesar de sus diferencias socioculturales.

«Es un hecho que China y Estados Unidos son diferentes en historia, cultura, sistema social y caminos de desarrollo», apuntó el líder asiático durante una conferencia de prensa conjunta con su par norteamericano, Joe Biden.

«Sin embargo, mientras se respeten mutuamente, coexistan en paz y busquen una cooperación de beneficio mutuo, serán plenamente capaces de superar las diferencias y encontrar el camino correcto para que los dos principales países se lleven bien», abundó.

Xi Jinping aseveró que espera «un intercambio profundo de puntos de vista», así como alcanzar nuevos entendimientos con EEUU en cuestiones estratégicas «para la dirección de las relaciones entre China y Estados Unidos y nuestros principales problemas, que afectan la paz y el desarrollo mundiales».

Agregó que para dos potencias como China y Estados Unidos darse la espalda el uno al otro no es una opción. «No es realista que una parte remodele a la otra, y el conflicto y la confrontación tienen consecuencias insoportables para ambas partes», señaló el mandatario chino ante Biden.

En tanto, el inquilino de la Casa Blanca subrayó que valora las conversaciones con su homólogo chino y señaló que es primordial entenderse claramente y sin malentendidos.

«No hay sustituto para las discusiones cara a cara», dijo Biden al comenzar la reunión, al margen de la actual cumbre de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC, por su sigla en inglés), que se celebra en San Francisco, California.

«Valoro nuestra conversación porque creo que es primordial que usted y yo nos entendamos claramente, de líder a líder, sin conceptos erróneos ni faltas de comunicación», apuntó el presidente de Estados Unidos.

Insistió en la necesidad de garantizar que la competencia entre los dos países no desemboque en un conflicto, en cambio sí en alcanzar nuevos entendimientos sobre cuestiones estratégicas y generales.

Previo a la reunión, Biden consideró «un honor y un placer» recibir al presidente chino para mantener conversaciones bilaterales.

El encuentro entre los jefes de Estado tiene lugar en la finca Filoli, una residencia privada en Woodside, California.

(sputniknews)