La selección de Venezuela rescató este martes un valioso empate 1-1 frente a Perú en el Estadio Nacional de Lima, con lo que se consolidó en la cuarta posición de las eliminatorias al Mundial del 2026 y dejó a Perú en el fondo de la tabla de la competencia sudamericana.

Un gol conquistado por Jefferson Savarino a los 53 minutos emparejó la cuenta de la anotación que conquistó a los 17 minutos Yoshimar Yotún, y le permitió a la Vinotinto sumar 9 unidades y mantenerse en la zona de clasificación mundialista.

Perú, por su parte, mostró momentos de buen fútbol en la primera mitad, pero en la segunda cayó nuevamente en una laguna de errores y en el bajo nivel que sepultó sus aspiraciones de cerrar el año fuera del último lugar de la clasificación, que ocupa con solo 2 unidades en seis jornadas.

A pesar del sinsabor del empate, la Bicolor mostró sus mejores minutos de juego en las actuales eliminatorias en la primera mitad del choque, que dominó con solvencia, aunque solo pudo anotar un gol a pesar de contar con varias opciones claras.

Con gran presión en el medio y marca fuerte, los locales llevaron la primera opción de riesgo a los 6 minutos, cuando Alexander Callens conectó de cabeza un tiro libre pero su remate salió ligeramente desviado.

Tres minutos después, la Bicolor lanzó una andanada de remates consecutivos, el primero de Yotún, que fue bloqueado por el portero Rafael Romo, otro de Quispe que se estrelló en la pierna de un defensa y el último de Aquino que nuevamente fue tocado por un venezolano y salió desviado por muy poco.

El dominio de los dueños de casa fue premiado a los 17 cuando Yotún apareció como un rayo para abrir la cuenta con un potente remate de cabeza tras recibir un centro elevado desde la derecha por Grimaldo.

Desde ese momento el juego volvió a ser muy disputado en el medio, con Perú manteniendo el control del balón y cerrando filas en los intentos venezolanos, que pasaron por los pies de Soteldo y Darwin Machís.

En los últimos minutos, Venezuela logró equilibrar las acciones y consiguió varios tiros libres, aunque sin peligro real, pero en un claro anticipo del predominio que ejercería en la segunda mitad.

El campo pareció inclinarse en sentido contrario desde el inicio del segundo tiempo, con un Perú que lució nervioso en extremo y una Venezuela dispuesta a buscar un mejor resultado.

(EFE)