Este martes 21 de noviembre la vicepresidenta de la República, Delcy Rodríguez denunció que el nuevo juez nombrado en la Corte Internacional de Justicia por Rumania, Bogdan Lurlan Aurescu, reconoció a Julio Borges como pseudo «canciller» de Venezuela.

La alta funcionaria mostró a través de su canal en la red social WhatsApp pruebas que dan cuenta de que el recién designado en la CIJ remitió una carta a Borges, en la cual lo reconoció como canciller del país petrolero.
 
En este orden de ideas, cuestionó que Aurescu esté a cargo del proceso de la controversia con el territorio Esequibo ante sus nexos con sectores de la derecha extremista venezolana y que con sus actuaciones transgredió las leyes internacionales.

Es “una situación muy grave, porque viola el derecho internacional”.

“¡Es una grosería, una barbaridad! Esa es la razón de nuestra postura histórica, de no dejar a terceros la solución de la controversia territorial sobre nuestra Guayana Esequiba”, enfatizó Rodríguez.
 
Destacó que así como se maniobró en el Laudo Arbitral de 1899, este ente organizó jueces para que tomaran partido bajo otros intereses y para quitarle a Venezuela el Esequibo y entregárselo a quien jamás correspondió.
 
(LaIguana.TV)