El canciller de la República, Yván Gil, denunció que el Gobierno de Perú impide que el avión que traerá de regreso a la selección venezolana de fútbol (Vinotinto) recargue de combustible para emprender vuelo.

«Aplica un secuestro vengativo a nuestro equipo, que ha realizado un extraordinario juego el día de ayer», denunció Gil.

En este sentido, exigió al gobierno peruano el cese inmediato de las agresiones en contra de la Vinotinto y del pueblo venezolano, «asumiendo sus obligaciones en el marco del respeto al Derecho Internacional y desechando las prácticas de xenofobia».

(LaIguana.TV)