Tras declaraciones del portavoz del Departamento de Estado, Matthew Miller, y el subsecretario de Estado, Brian Nichols, sobre el referéndum consultivo, el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, aseveró que Venezuela no está para recibir órdenes de Estados Unidos.

Al rechazar las posiciones de los funcionarios estadounidenses, presentó dos cuestionamientos para la reflexión ante la Asamblea General del Consejo Federal de Gobierno, con participación del Consejo de Estado y Consejo de Defensa de la Nación, que lideró desde la Academia Militar del Ejército Bolivariano, ubicada en Caracas.

“¿Venezuela está como para recibir órdenes del Norte? Le pregunto a los venezolanos y a las venezolanas ¿Venezuela debe acatar las órdenes imperiales de la Doctrina Monroe del gobierno de Estados Unidos?”, preguntó.

En este sentido, subrayó: “No, porque la primera pregunta (del Referéndum Consultivo por la Defensa de la Guayana Esequiba) que obtuvo el voto de casi el 97% de los venezolanos, estableció como una posición nacional histórica para ahora y para siempre que Venezuela no reconoce ni reconocerá la jurisdicción ni la competencia de la Corte Internacional de Justicia -CIJ- en ninguna circunstancia sobre el tema de la Guayana Esequiba”.

“Ni hoy ni mañana ni nunca”, acotó el presidente Maduro.

“Escúchame Matthew Miller, Brian Nichols, en el Norte: Venezuela habló en la tercera pregunta con voz clara, fuerte y explicita. Y ustedes saben que la voz del pueblo es la voz de Dios. Es voz sagrada, es decisión sagrada”, insistió el Mandatario venezolano.

Señaló, asimismo, a los dos portavoces que la “tercera pregunta de la Corte Internacional de Justicia es un mandato popular obligante y vinculante para todos los gobiernos que vengan en Venezuela en los años y décadas por venir, mandante y vinculante, que lo escuche la ExxonMobill, Guyana, que lo escuche el mundo”.

(Nota de prensa)