hanzaimer-c.jpg

Se trata de Solanezumab, desarrollado por Eli Lilly, empresa farmacéutica que mostró estudios en los cuales puede reducir en el 34 por ciento el progreso de la demencia de estas personas.

 

Hizo el anuncio la semana pasada en una conferencia sobre este mal en Estados Unidos. Si se logra consolidar este hallazgo, lo que tardará un año, por primera vez en diez años un nuevo tratamiento estaría disponible para este mal, que no tiene cura. A pesar de la luz de esperanza generada por la noticia, algunos consideran que es muy pronto para llamarlo un descubrimiento.

 

En estudios publicados en 2012, Solanezumab mostró no ser efectivo. Sin embargo, los investigadores decidieron seguir probándolo en un grupo de pacientes con síntomas leves de alzhéimer al que aparentemente sí les funcionaba. Aunque se vio una pequeña mejoría en este grupo, el hallazgo de todos modos sería importante pues no existe actualmente nada para detener la enfermedad.

 

(semana.com)

Comentarios Facebook