Varias trampas reposando en diferentes estaciones del túnel de 1,5 kilómetros por donde huyó el “El Chapo” Guzmán, del penal del Altiplano en México, fueron colocadas para desviar la atención de las autoridades y evitar ser recapturado el capo.

 

Un equipo del noticiero de Televisa en exclusiva, grabó el recorrido desde la ducha de la celda número 20 del penal de máxima seguridad, hasta una casa en construcción donde logró llegar tres horas después y cumplir su cometido el líder del Cartel de Sinaloa.

 

En el video no apto para quienes padecen de vértigo, se pudo observar que el laberinto, de dos pisos en algunos tramos, con una altura no máxima de dos metros, impera la oscuridad, falta de oxígeno y lodo.

 

En el camino unas maderas sostienen varios tobos contentivos de barro, los cuales serían derribados por “El Chapo” para obstaculizar el paso de quienes fueran detrás de él.

 

También, varias escaleras falsas que conducían a callejones ciegos y montañas de tierra acumulada servirían para desviar la atención de las autoridades.

 

Además de trampas, la periodista Paola Rojas, narró que un cableado eléctrico con bombillos y tanques de oxígenos brindaron seguridad al capo al momento de su segunda huida.

 

Al parecer, el narcotraficante más temido del mundo, a medida que avanzaba por el túnel partía los bombillos para garantizar que no fuera perseguido.

 

Una última escalera, con una corta subida de tres metros, llevó al capo fuera del túnel y le convirtió de nuevo en el hombre más buscado de México.

 

túnel-del-Chapo-C.jpg

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook