#LoÚltimo
Presidenta de TSJ habló claro a quienes intentan poner en tela de juicio justicia venezolana
Septiembre 11, 2015
La Iguana Google Plus

MAGISTRADA-C.jpg

La presidenta del Tribunal Supremo de Justicia, magistrada Gladys María Gutiérrez Alvarado, ratificó la autonomía e independencia del Poder Judicial venezolano, al tiempo que expresó palabras de apoyo a las juezas y jueces de todo el país por su ardua labor.

 

Asimismo reconoció el ejercicio profesional de los funcionarios que actúan guiados por la ética, la profesionalidad, y siempre apegados de forma estricta a los postulados establecidos en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y el ordenamiento jurídico nacional.

 

Igualmente rechazó de forma categórica las acusaciones hechas a través de declaraciones, comunicados y artículos de opinión, pretendiendo poner en entredicho la rectitud y la transparencia de los encargados de administrar justicia en el país.

 

“Irrespetuosamente realizan acusaciones que no se apegan a la realidad, por lo que desde el Máximo Juzgado rechazamos estas afrentas que en nada podrán hacer mella en la moral de las juezas y jueces, quienes continuarán cumpliendo sus funciones como lo han venido haciendo, apegados a la Carta Magna y a las leyes, con el objeto de seguir fortaleciendo al Poder Judicial y ofrecer al pueblo venezolano un servicio eficiente y célere”, manifestó la Magistrada Presidenta.

 

Precisó la Magistrada, “que a todo ciudadano o ciudadana a quien se le siga un proceso judicial en el territorio nacional, se les respetan sus garantías y derechos humanos tal como lo establece nuestro Texto Fundamental, entre ellos el derecho a la defensa y al debido proceso”.

 

Finalmente reiteró que las juezas y jueces se mantendrán firmes en el desempeño de su labor de impartir justicia de manera imparcial e igualitaria, para junto al trabajo diario de las servidoras y servidores judiciales, continuar fortaleciendo el Estado democrático y social de Derecho y de Justicia plasmado en la Constitución de 1999.

 

(Nota de Prensa)