#LoÚltimo
Eduardo Rodríguez: Soy sospechoso para los extremistas de todas las tendencias
Septiembre 14, 2015
La Iguana Google Plus

EDUARDO-C.jpg

El periodista y exempleado del canal privado Venevisión, Eduardo Rodríguez, ofreció en días recientes una muy reveladora entrevista al diario El Nacional. El texto de la misma, publicada este domingo 13 de septiembre, le sirve al lector para pasearse brevemente por sus inicios y por los momentos más álgidos de su fructífera carrera.

 

Este comunicador, aparte de asegurar que su salida del canal de La Colina (tras 27 años de labor ininterrumpida) se debió a una decisión personal y no a un despido, aprovechó la oportunidad para expresar su opinión sobre el tipo de periodismo que en la actualidad se realiza en Venezuela, y también para referirse a sus impresiones tras haber entrevistado 5 veces al Comandante Hugo Chávez Frías.

 

“Respeto todos los estilos de hacer periodismo, por eso pido que respeten el mío, que también es necesario. Respeto a los extremistas, todos dicen verdades e incurren en imprecisiones, porque somos humanos”, señaló Rodríguez, defendiendo en este sentido el periodismo “equilibrado” que hoy en día se ejerce en Venevisión.

 

“No hay que caer en la tentación de trabajar para un solo sector del país. Yo comprendí que el periodismo no puede ser transmisor de discursos antagónicos. Tienes que darle voz a los hacedores del país”, acotó.

 

Con respecto a su experiencia de haber entrevistado a Hugo Chávez, indicó lo siguiente: “Siempre era una polémica. Más de uno decía: Si Chávez no concede entrevistas y se la da a Eduardo, entonces es chavista. Siempre tuve acceso a todas las fuentes sin ser militante de ninguna tendencia política. He sido un símbolo de objetividad, inclusión y respeto. Soy sospechoso para los extremistas de todas las tendencias”.

 

Puntualizó que siempre tuvo carta blanca y plena libertad para preguntarle a Chávez lo que quisiera. Recordó que una vez el Comandante lo convidó a un barrio capitalino, para que presenciara lo mucho que lo quería la gente, y se lamentó por último de no haber invitado al exjefe de Estado venezolano a un juego Caracas-Magallanes.

 

(LaIguana.TV)