cedulas-C.jpg

Este jueves, el primer mandatario regional del Táchira, José Gregorio Vielma Mora, denunció que ciertos dirigentes de la oposición venezolana convinieron que un conjunto de pobladores neogranadinos se situaran en la zona limítrofe de la frontera de la entidad en canje de votos.

 

“Cambiaron la franja de seguridad fronteriza, territorio por votos, cambiaron soberanía por votos, César Pérez Vivas, Abelardo Díaz, Leomagno Flores y Walter Márquez Rondón. ¿Les suena ese nombre?. Suena a dólares, a imperio, a una ONG apátrida. Cedularon a los colombianos para que pudieran votar por ellos”, alegó.

 

Cabe indicar que el funcionario emitió declaraciones durante el foro “Derechos Humanos en la frontera, implicaciones del éxodo humanitario de Colombia a Venezuela”, celebrado en la sala José Félix Ribas del teatro Teresa Carreño, en la ciudad de Caracas.

 

El mandatario aseveró que las edificaciones de la región conocida como “La Invasión”, fueron impulsadas con la finalidad de conseguir respaldo de los votantes; además agregó que la acción había sido viable debido a una doble cedulación.

 

Entre otros puntos importantes, el gobernador tachirense expresó que los aludidos dirigentes de la derecha comercializaron a personas colombianas viviendas históricas, fincas entre otros, para que consecutivamente se situaran en el lugar y así favorecer a la guerra económica y la ruina del capital nacional.

 

“Los malagradecidos del Gobierno de Colombia. El Gobierno de Colombia empuja a sus ciudadanos a vivir en la frontera, es la única oportunidad que tienen los colombianos de sobrevivir. Venezuela alimenta a 10 millones de ciudadanos en su frontera y gran parte de estos son colombianos”, añadió.

 

En esta línea, aseguró que regularmente 117 mil personas atraviesan la frontera hacia el territorio venezolano en busca de la salud, la prosperidad y la educación que proporciona la administración nacional.

 

Del mismo modo dejó claro “sí colocamos esa D en algunas casas. Pero esas D que era de destruir, era en unas casas de, me da pena decirlo, de burdeles, de casas de cita. Solo las colocamos en burdeles. Había 509 niñas en un cuaderno anotadas, que prestaban servicio no al mejor postor, sino que estaban sometidas a la esclavitud sexual”, señalo Vielma Mora.

 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook