CAMISA-C.jpg

El diputado a la Asamblea Nacional (AN), Pedro Carreño, aseguró que no existe corrupción roja, si no que existen personas que se ponen una franela roja para echarle mano a los fondos públicos en detrimento del pueblo, pero que no son realmente revolucionarios.

 

“Estamos empeñados con obstinación en el afán de darle concreción del socialismo bolivariano” y para que esto se haga realidad hay que cumplir con dos condiciones, “la primera de ella la redención social de nuestro pueblo, nuestro pueblo debe lograr la mayor suma de felicidad posible (…) y en ello avanza nuestra revolución”.

 

Sin embargo, según el diputado, para ello es fundamental “la regeneración moral”, que pasa por lograr “la transparencia y la integridad en los manejos de los fondos públicos”.

 

Aseguró Carreño que quienes cometen el delito de la corrupción desarrollan habilidades para burlar normas, leyes, instituciones y procedimientos, para lo que se hace necesaria la revisión permanente de la legislación existente.

 

Afirmó que existe una gran contradicción entre este flagelo y la condición de revolucionario, “debemos entender que la corrupción los lleva a minimizarse, confundirse ponerse una franela roja y un discurso revolucionario, pero no son revolucionarios, no es que es corrupción roja”.

 

(LaIguana.TV)
Comentarios Facebook