pinpineros-C2.jpg

Los vendedores de gasolina venezolana de contrabando en Cúcuta, Colombia, presentan graves problemas económicos tras el cierre de la frontera en varios estados de Venezuela, porque tal acción se ha convertido en su único sustento económico.

 

“La única alternativa para subsistir, consiste en la venta de gasolina de contrabando”, afirmó Yuleima Contreras representante de los pimpineros, reportó el portal de noticias colombiano RCN Radio.

 

Con protestas en las principales vías de Cúcuta y su área metropolitana, al menos 2 mil pimpineros exigen al Gobierno de Colombia respuesta ante esta situación, reseñó el referido medio en internet.

 

Contreras manifestó que “hasta el momento, el gobierno nacional se ha limitado a realizar sondeos y estudios para conocer el número de contrabandistas y no para aplicar estrategias que permitan la creación de otras fuentes de empleo”.

 

Asimismo el periódico El Tiempo, señala que son 8 mil los vendedores de derivados de petróleo venezolano los que rechazan la importación legal del combustible venezolano en Norte de Santander y Arauca.

 

El director de la Federación Nacional de Distribuidores de Productos del Petróleo y Derivados (Fendipetróleo) en Norte de Santander, Juan Fernando Moros, afirmó este martes a medios colombianos que el Gobierno es “ingenuo” si cree que la importación le pondrá fin a 25 años de contrabando de gasolina en la frontera, aquejada por un desempleo que ronda el 20 por ciento.

 

Según la Asociación Colombiana del Petróleo, por la frontera ingresan 15.000 barriles de gasolina de contrabando, diariamente, 12 mil se comercializan en el interior del país.

 

Mientras que el galón colombiano cuesta 5 mil pesos, el de contrabando se puede conseguir en 800 pesos. Se estima que los ingresos del 75 % de las personas que viven en el eje fronterizo provienen del contrabando de combustible venezolano.

 

Cabe recordar que el Gobierno de Venezuela ordenó el cierre de frontera con Colombia en todos sus estados limitrofes, Táchira, Zulia, Apure y Amazonas, con el fin de disminuir el contrabando de combustible y de productos primarios del pueblo venezolano, así como combatir a las mafias paramilitares.

 

Asimismo se creo la Misión Nueva Frontera de Paz, la cual busca liberar los territorios limítrofes de actividades ilegales, además de dignificar a la población que habita en esas áreas.

 

(CO)

Comentarios Facebook