zombies-C.jpg

La experta en lingüística Rosa Amelia Asuaje, de la Universidad de los Andes, quien fue la responsable de analizar los mensajes del opositor Leopoldo López, rechazó, este jueves, las declaraciones del exfiscal Franklin Nieves en las que señaló que su experticia sobre el dirigente de Voluntad Popular “siguió los deseos del director de Delitos Comunes, Nelson Mejías”, quien según refirió el exfuncionario: “me obligó a hacer el informe tal como el Ministerio Público así lo requería para inculpar a  López”. 

 

“Yo me desmarco de las declaraciones del exfiscal 41° Franklin Nieves, de la noche del miércoles, cuando dice al final de la entrevista que mi peritaje estuvo al servicio de la Fiscalía y que fue prácticamente hecho a la medida de lo que la Fiscalía decía que tenía que decir un peritaje”.

 

Asuaje señaló que realizó el informe “porque estoy acreditada como lingüista ante la República para hacer un estudio estrictamente técnico que pudiera alimentar la acusación hecha por la Fiscalía.

 

Esa experticia de ninguna manera puede ser intervenida por terceros, porque en primer caso la Fiscalía ni el doctor Nelson Mejías es lingüista como para decir:

 

“Esto no es así, esta opinión no es. Eso que dice el exfiscal Nieves es absurdo porque, además, en ningún momento emití palabras tajantes sobre del llamado expreso a la violencia del ciudadano de Leopoldo López para salir a las calles, puesto que en el material que me dio el Ministerio Público, contentivo de 32 videos, de los cuales yo tomo una muestra, en esos videos no aparece el llamado expreso a la violencia del ciudadano Leopoldo López”.

 

“Si a mí, como profesional, me dicen haga un trabajo de campo sobre esta materia en particular, usted no puede excederse de lo que le están entregando. No puedo ni podría decir algo que vaya en contra de las mismas pruebas que me esté dando la Fiscalía para que yo analicé, emita una opinión absolutamente técnica, independientemente de mis opiniones políticas o de mis posiciones ciudadanas. Esto era un trabajo estrictamente profesional y siento la necesidad de desmarcarme de esas declaraciones del exfiscal Nieves que además se atreven a decir que yo recibí dinero de parte de la Fiscalía  para realizar dicho trabajo”.

 

Asuaje aclaró que  su trabajo fue totalmente ad honorem, “no cobré honorarios como lingüista para ellos”.

 

“También me desmarco porque he sido sumamente incisiva en manifestar  que no he estado sometida a presiones ni coacciones de ningún tipo por parte de la Fiscalía, ni por parte de la Defensa de López. Lo hago a motu proprio, lo hago porque siento el deber profesional y ético, y como lingüista, de aclarar esto. No puedo decir que yo he sido coaccionada por el director de Delitos Comunes del MP, el doctor Mejías, para hacer un informe pericial al gusto de la Fiscal General, por ejemplo, pero tampoco puedo decir que a mí la Defensa del ciudadano Leopoldo López me ha presionado para que yo declare lo que estoy declarando”.

 

“Yo simplemente me veo en la obligación, en vista de las declaraciones confusas del ciudadano Franklin Nieves, de aclarar mi punto de vista y de dejar, de una manera prístina, que mi trabajo fue absolutamente técnico, y que yo he sido víctima de los medios de comunicación privados en su mayoría que han hecho de mí una testigo “estrella” cuyo testimonio es determinante para la condena de una persona. Eso yo no lo puedo hacer porque yo no soy abogada, porque la lingüística es una ciencia que no es vinculante con el derecho. En todas partes del mundo se llaman a expertos de una información, sobre algo en particular, pero nosotros de ninguna manera nos podemos erigir como jueces o como fiscales”.

 

La experta señaló que ha sido víctima de una campaña mediática, “en que han puesto sobre mis hombros toda una responsabilidad que no me compete a mí. Que le compete al Ministerio Público, le compete a la Defensa y a mí me compete lo que yo hice: el peritaje, absolutamente técnico, sin ningún sesgo político, en el que yo emito una opinión que vuelvo y repito, tomada de la lingüística, y que ni siquiera puede ser vinculante”.

 

Asuaje aclaró: “No puedo hacer un peritaje que sea complaciente con ninguna de las partes”.

 

Al ser consultada sobre las amenazas que ha recibido, dijo que el pasado 2 de marzo recibió una amenaza de muerte, y por eso recibió medidas cautelares del Ministerio Público. Mientras que el miércoles pasado, tuvo un accidente en su vehículo.

 

“Recientemente perdí el equilibrio frente a una acera y el señor que lo reparó (el carro) me dijo que el caucho fue penetrado reiteradamente por un punzón. No puedo decir que fue (dañado) en mi edificio, porque estuve en otros sitios también, pero ¿qué hubiese sucedido si yo hubiese ido a alta velocidad con mi hija y el carro pierde estabilidad como efectivamente ocurrió?”, contó.

 

La profesora universitaria señaló que, “como lingüistas nosotros no podemos afirmar tajantemente algo, nosotros siempre tenemos que ser muy cuidadosos de los fenómenos lingüísticos que estamos observando”.

 

Por eso yo digo, en el informe, que “el ciudadano Leopoldo López, a partir de su discurso, pudiera haber incitado a la masa, por una razón: porque yo estoy estudiando su discurso, pero yo no estoy estudiando los receptores. Entonces, no puedo decir que hubo 20, 30 personas que se sintieron impelidas o conminadas por el ciudadano Leopoldo López para cometer un acto porque eso a mí no me consta, porque analicé sus mensajes, no analicé los receptores y eso siempre quiero que quede muy claro: analicé lo que el Ministerio Público me facilitó. Sería profundamente irresponsable, que uno emita una noticia con alguien que no es verificable”.

 

La experta en lingüística consideró que “de alguna manera hay un sector del periodismo y de las mal llamadas redes sociales que se han encargado de inducir un odio a través de sus redes de manipulación mediáticas. Yo por ejemplo he sido víctima de linchamiento mediático, que es ajeno completamente a mi proceder, a mi trabajo y a mi situación del servicio ante el Ministerio Público que duró un tiempo. No tengo ninguna vinculación con el Ministerio Público en estos momentos, entonces quisiera hacer un llamado de atención  porque lamentablemente Venezuela está viviendo una polarización que nosotros tememos que seamos de una guerra civil inducida inclusive desde las propias computadoras, sino que ya desde los centros de comunicación se fabrican matrices, se inculpan a personas como fue mi caso”.

 

Cuando se le pregunta qué opina sobre el doctor Nelson Mejías, sobre si también estaría siendo inculpado, refiere que “no puedo hablar por el doctor Mejías, con quien conmigo en su momento tuvo un trato profesional, fue una persona absolutamente apegada a su trabajo y le tocará a él aclarar lo que dicen de él, pero lo que yo sí puedo dar fe ante Panorama y cualquier diario que me consulte, es que el doctor Nelson Mejías jamás me obligó a hacer un informe a su medida, ni me obligo a que “tienes que decir”.

 

Reiteró que “simplemente actué según mi criterio como profesional y me parece que los testimonios que está dando el fiscal Nieves tendrían que estar sustentados con pruebas, porque si él habla de pruebas falsas, pues él tiene casi que como una galimatía probar que esas pruebas son falsas”.

 

“Tocará demostrar y que su testimonio pueda ser cotejado y será una competencia de los organismos del Estado y de la defensa del ciudadano Leopoldo López, y en mi caso como profesional yo me desmarco de esas declaraciones infelices lo que realmente hacen es confundir mucho más a la gente”.

 

(Panorama)

 

Comentarios Facebook