En Bondi Beach, en Sidney, los bañistas se quedaron estupefactos al ver que lo que había comenzado como una bonita mañana de playa se convirtió en un día tormentoso al ver cómo se acercaba lentamente esta impresionante nube, bautizada popularmente como ‘nube tsunami’, antes de descargar una tromba de lluvia en la ciudad.

 

Algunos testigos de este fenómeno de la naturaleza afirmaron a CNN que parecía una enorme ola que llegaba desde el fondo del océano y parecía que se lo iba a tragar todo. La gente se acercaba corriendo desde las calles para capturar una imagen de la imponente formación de nubes.

 

A media tarde, la Oficina Australiana de Meteorología emitió una advertencia de posibles tormentas fuertes y pidió a los ciudadanos que se mantuviesen en interiores y lejos de ventanas, que desconectasen aparatos eléctricos y evitasen utilizar teléfonos móviles.

 

(Agencias)

sidney0711151.jpg

Comentarios Facebook