La Mesa de la Unidad Democrática (MUD) promete “cambio” y todos sus acólitos lo repiten y lo repiten hasta el cansancio. Sin embargo, parece que no recuerdan que ese “cambio” ha venido labrándose a punta de chantajes al pueblo, de guerra económica y mucha violencia.

 

Y es que, aunque el flujo de información que nace en Venezuela es enorme, por más que lo intenten, los líderes de oposición no pueden tapar con un dedo toda la violencia que arrastran tras sus pasos, tanto ellos, como sus más enfermizos adeptos.

 

Una breve lista de nombres aclarará las cosas. El descuartizador José Pérez Venta, el muchacho de los “muñecos” Lorent Saleh, la siempre estudiante Gaby Arellano, el alcalde guerrillero Enzo Scarano, sin olvidar al militar desquiciado Angel Vivas, que recomendó la colocación de guayas en las guarimbas de 2014.

 

Además, ¿cómo olvidar el llamado a descargar la ira de Henrique Capriles Radosnki? Quien no utilizó esa palabra precisamente; o al incontenible Leopoldo López, quien tras llamar a La Salida aseguró que la violencia solo terminaría con el Presidente Maduro depuesto de su cargo.

 

¿Se olvida la oposición de tan recientes y vivos hechos? Ni las familias que perdieron seres queridos en las guarimbas ni el pueblo que sabe quien le hace la guerra económica olvidan, y este 6-D demostrarán que tienen memoria y conciencia histórica.

 

(LaIguana.TV)

violen-c.jpg

Comentarios Facebook