fbpx
#LoÚltimo
¿mujeres al poder? sepa por qué siguen siendo minoría en la asamblea nacional pese a exigencias
Diciembre 15, 2015 - 96 Vistas
La Iguana Google Plus

minoria-C.jpg

Previo al proceso electoral del 6D, el Consejo Nacional Electoral (CNE) exigió a los partidos políticos atender y respetar la paridad de género en cada una de las postulaciones de candidatos al parlamento nacional. Las propuestas deberían estar compuestas por mujeres en una relación de 40 % – 60 %, considerando los derechos de las mujeres a la igualdad de género.

 

Una vez celebrados los comicios parlamentarios y conocidos los resultados se pudo constatar que no se cumplió la paridad de género. La Mesa de la Unidad Democrática, -MUD- estará representada en el hemiciclo por apenas 28 féminas (solo diputadas principales), mientras que el Gran Polo Patriótico -GPP- logró solo ocho curules entre principales.

 

La representación de 36 mujeres en la nueva Asamblea llegó a un 21,5 %, ni siquiera la mitad de lo pedido por el CNE.

 

Mujeres al poder

 

El estado Miranda se alzó con la mayor representación parlamentaria femenina en la Asamblea Nacional con seis diputadas de la MUD: Amelia Geraldine Belisario, Melba Matucha Paredes, Karin Arieta Salanova, Mariela Alexandra Magallanes De Longoni y Dinorah Figuera.

 

El Táchira le sigue al estado Miranda con tres parlamentarias de la Mesa Democrática, Laidy Yorveys Gómez Flores, Gaby Andreína Arellano y Sonia Medina.

 

Mientras tanto, lo estados representados por dos mujeres son Lara con María Teresa Pérez González; Bolivia Milagro Suárez Lucena; Mérida, por Addy Valero Velandria, Milagros Valero y Zulia con: Elimar Carolina Díaz García y Nora Cecilia Bracho Parra.

 

La MUD llevará una representación femenina en las siguientes regiones: Amazonas con Nirma Estela Guarulla Garrido; en Barinas con Maribel Guédez; Bolívar con Olivia Yaneth Lozano Useche; Cojedes con Dennys Fernández; Monagas con María Gabriela Hernández; Portuguesa con  María Beatriz Martínez; Sucre con Milagros de Jesús Paz Fuenmayor y en Vargas con Milagros Sánchez.

 

Entre tanto los movimientos sociales de izquierda, Gran Polo Patriótico (GPP), contará con 8 mujeres entre sus representantes.

 

El estado con más diputadas será Cojedes, que contará con la primera dama, Cilia Flores y Nosliw Rodríguez. Distrito Capital estará representado por Tania Díaz, Lara por Carmen Meléndez, Miranda por Nora Delgado, Nueva Esparta por Dinorah Villasmil, Portuguesa por Mariana Lerim, y Yaracuy por Haydee Huérfano.

 

¿Por qué la disparidad de género?

 

Para la psicóloga social y profesora de la Universidad Lisandro Alvarado (UCLA), Hisvet Fernández, estos resultados no solo deben cambiarse, sino iniciar un trabajo para transformar la realidad política de la mujer venezolana y su rol en la vida política nacional.

 

Señaló que la disposición del CNE debe cambiarse porque si habla de igualdad, la igualdad implica el reconocimiento de las  diferencias, “no se trata de igualarse con alguien que tenga mayores ventajas que yo. Si me tratas frente a una persona así, igual me estás tratando en desventaja porque no tengo la mismas condiciones que el otro”.

 

Desde su experiencia como candidata a la Asamblea Nacional por el estado Lara, Fernández, explicó que estar allí significa un doble esfuerzo para una mujer. “Es estar en la calle desde la mañana hasta la noche. Preparar lo que se le va a decir a la gente, indicaciones y todo lo que significa una campaña. Para una mujer a todo ese trabajo se le agrega a su lista de tareas diarias, sus compromisos mientras que los hombres lo tienen como una única tarea”.

 

Agregó desde la perspectiva de género que objetivamente observó cómo el hombre, que era la mayoría, una vez finalizaba cada actividad política lo único que tenían que hacer era llegar a su casa a descansar porque al llegar tenían comida lista y todo en orden porque había quien los atendiera.

 

No hay condiciones iguales, la energía que una mujer tiene que poner para estar a la par con un candidato masculino es el doble de la que da el hombre, lo que le da a ellos mayor ventaja, aseguró Fernández.

 

Por eso los resultados no son de igualdad, ni de paridad. No pueden serlo porque el camino para transitar esa paridad decretada por el CNE no funciona.

 

La igualdad que se espera es el reconocimiento de las diferencias y mejorar el camino para que no haya tanto obstáculo a la hora de alcanzar la meta que pueden alcanzar los varones con tanta facilidad.

 

¿Cómo mejorar la participación?

 

De acuerdo a la psicóloga, en Venezuela las mujeres están suficientemente preparadas social y psicológicamente para ocupar cargos de poder, más no es así en el ámbito político donde su cuota de poder está sujeta a los hombres.

 

“Los hombres son muy astutos y han mantenido el poder en sus manos en todas las áreas, política, social, de familia, porque perder el poder o repartirlo equitativamente con las mujeres es una pérdida para ellos. No tratan a las mujeres como compañeras políticas y esto no es lo que quieren las mujeres, queremos ser reconocidas políticamente”, dijo la especialista.

 

Existen algunos parámetros que deben cambiarse para que en un futuro la presencia femenina en el parlamento sea verdaderamente representativa, entre ellos que no solo sea la proporción 40%-60%, debe ser 50%- 50%; paridad con alternabilidad.

 

Que las mujeres no solo sean candidatas para cumplir con una disposición, sino que sean candidatas principales y suplentes en la misma proporción que los varones. Esto debe estar aclarado en la norma pero no de manera discrecional sino como parte de la ley.

 

Indicó Fernández que en la nueva Asamblea haya 17 mujeres más que en la anterior no quiere decir que se vaya por buen camino en esta materia. “Estábamos tan mal que el 21,5 % no tiene peso porque son suplencias en su mayoría, las mujeres están condicionadas a la militancia del partido al que pertenecen, no tienen voz y autonomía”.

 

Es válido seguir lineamientos, ideologías, seguir los parámetros del partido pero si se es una mujer con criterio de género vas a tener dos militancias, lo que llaman las feministas doble militancia, destacó Hisvet Fernández.

 

“Eres militante de tu partido pero también de la causa de las mujeres que es tu bandera. No voy solo a empujar la política de mi partido, también voy a defender las políticas de las mujeres en general. Y ahí incluyo las que no son de mi partido”.

 

La participación de la mujer venezolana en la vida política merece una revisión.

 

(DLA)