ambicion-C.jpg

«No había razón que justificara que Ciro matara a mi papá de una puñalada, pero la ambición de poder de este hombre pudo más”.

 

Con esas palabras inició sus declaraciones a la prensa la hija de Luis Felipe Sulbarán, de 60 años, en la  capilla velatoria San Tomas, de la funeraria Misión Apostólica de Maracaibo, donde es velado el cuerpo de su padre luego de que este sábado fuera asesinado de una puñalada en el pecho por el político y fundador del partido Un Nuevo Tiempo (UNT) Ciro Belloso.

 

El hecho se registró a las 10.30 de la mañana del sábado, en la calle 95 A, casa 57A-150 de Buena Vista, a 30 metros de la Circunvalación 2 de Maracaibo, luego de que el político llegara a la casa donde vivía su hermana, Leddys de Sulbarán, de 56 años, en compañía de su esposo Luis y protagonizara una pelea  con este último porque Ciro había golpeado brutalmente a la señora días atrás.

 

Así lo informó Lorena Sulbarán, hija del occiso y sobrina del asesino, quien explicó que desde hace un tiempo Ciro tenía metido en la cabeza sacar su hermana y su cuñado de la casa donde viven desde hace más de 15 años, y que está a nombre de la mamá de los Belloso -ya fallecida- “con el pretexto de montar en el sitio una especie de clínica para el dolor con las llamadas inyecciones del “polen de abeja”.

 

Sulbarán explicó que desde hace un tiempo los problemas entre ambos hermanos venía empeorando, hasta que el pasado miércoles 16 de diciembre su tío Ciro llegó a la casa a discutir nuevamente con la hermana hasta el punto de propinarle una golpiza.

 

“Ese día mi mamá se encontraba sola, llegó Ciro y comenzaron a discutir nuevamente por la casa y por otros problemas familiares, y de repente éste se abalanzó encima de mi mamá y le dio una golpiza”, detalló la hija.

 

Se conoció que el también fundador del partido UNT visitaba todos los martes en la mañana y sábados en la tarde el hogar donde vive su hermana, pues desde hace más de un año tiene montado el negocio de la clínica del dolor.

 

“Pasado el problema,  el agresor se fue y mi mamá no quiso ir a colocar la denuncia, pero mi papá quedó muy molesto con lo acontecido… Todos pensamos que Ciro no iría el sábado, pero no fue así, él se presentó en la casa a las 10.00 de la mañana y en ese momento estaba mi papá solo, quien lo encaró”

 

(NAD)

Comentarios Facebook