ella-c.jpg

El sumo Pontífice exhortó a los fieles católicos a ser sencillos, bondadosos y misericordiosos con el prójimo en un mundo donde prevalece el consumo y los placeres.

 

El papa Francisco destacó este jueves de Noche Buena, la importancia de demostrar un comportamiento sobrio y sencillo, ante una «sociedad frecuentemente ebria de consumo y de placeres, de abundancia y de lujo».

 

En la Misa del Gallo que ofició en el Vaticano, el sumo Pontífice, reflexionó que «en una sociedad frecuentemente ebria de consumo y de placeres, de abundancia y de lujo, de apariencia y de narcisismo, Dios nos llama a tener un comportamiento sobrio, es decir, sencillo, equilibrado, lineal, capaz de entender y vivir lo que es importante».

 

En su mensaje, analizó que en mundo “duro con el pecador e indulgente con el pecado, es necesario cultivar un fuerte sentido de la justicia, de la búsqueda” y también “poner en práctica la voluntad de Dios”.

 

La indiferencia entre los semejantes también fue un punto clave para exhortar a la sociedad a orar por un mundo “lleno de piedad, empatía, compasión, misericordia”.

 

Aseguró que Cristo enseña a los fieles católicos “lo que es verdaderamente importante” en la vida. Ser sencillo y bondadoso con el prójimo.

 

El papa Francisco inició la Misa del Gallo a las 21.30 hora local (20.30 GMT) con una procesión hacia el altar mayor al son del canto de la “Kalenda”, que según EFE, en latín recorre desde la Creación hasta la noche en la que nació Jesús.

 

(teleSUR)

Comentarios Facebook