corazon-c.jpg

El cuerpo de Diego David Jordán Rondón, de 10 meses de edad, ingresó al Hospital General del Sur del estado Zulia, sin signos vitales aparentemente por causa de asfixia.

 

Un familiar del infante manifestó que el bebé se encontraba durmiendo y se le acercó para “dar una miradita”, al tocarlo se percató de que no estaba respirando. Inmediatamente notificó a los padres, quienes lo llevaron al centro hospitalario donde los médicos de guardia certificaron que había fallecido.

 

El deceso ocurrió en la vivienda de la pequeña familia ubicada en el barrio El Callao de la parroquia Domitila Flores, San Francisco, estado Zulia; se conoció que los padres de Diego David estuvieron en una celebración ingiriendo bebidas alcohólicas desde tempranas horas del sábado.

 

Al llegar a su casa se encontraban “borrachos” y decidieron acostarse con el infante en medio de ambos. Lamentablemente, taparon con sus cuerpos los espacios por donde el bebé podría respirar y automáticamente el niño murió por asfixia mecánica, según reportó el periódico La Verdad.

 

La policía científica detuvo a los padres de Jordán para las respectivas averiguaciones.

 

Aquí se evidencia la falta de conciencia de aquellos padres que ingieren bebidas alcohólicas estando con sus hijos, sin importar las consecuencias graves que puedan ocurrir.

 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook