conejo-C.jpg

La muerte del expran del penal de San Antonio en isla de Margarita, Teófilo Rodríguez Cazorla alias “El Conejo”, puso sobre el tapiz el tema del régimen carcelario y el poder que mantienen líderes de bandas de criminales dentro de las cárceles, como fuera de ellas.

 

Pero, ¿quién es este famoso delincuente asesinado el pasado 25 de enero alias “El Conejo” y de cuya muerte se desprenden algunas interrogantes? Acá le presentamos un breve perfil del famoso pran.

 

De mensajero al papá de los helados del crimen en Margarita

 

Con una infancia rodeando la calle San Rafael en Porlamar, estado Nueva Esparta, Teófilo Rodríguez Cazorla alias “El Conejo” vio luz luego de nacer en 1971. Hijo de una mujer de humilde condición, cuyos trabajos domésticos en casas de comerciantes, ubicaron al expran como el muchacho de los mandados de los comercios en la  localidad, así también en casas en las que su madre trabajaba.

 

De origen humilde que hace recordar a archiconocidos líderes de la mafia a nivel internacional como Pablo Escobar Gaviria y recientemente “El Chapo” Guzmán, “El Conejo” era considerado entre sus allegados como un tipo de “bondades desbordadas” por su filantropía dedicada a los más pobres y desamparados de la isla de Margarita.

 

“Muchos te recordarán como un delincuente, otros hablaran que fue el mayor criminal, pero una persona que usa su dinero para ayudar gente pobre, enfermos, discapacitados aquel que principalmente promovía la paz, que buscaba la alianza entre hermanos, para mí eso es un héroe, un líder y eso nadie lo quita, ni la muerte… te extrañaremos, patrón”, escribió en su perfil de Facebook una de las reclusas del internado judicial en la región insular.

 

Según el reportaje que hiciera el portal web “Efecto Cocuyo”, poco se conocía de dónde provenía la cantidad de dinero que amasó este líder hamponil, hasta ahora. La fortuna producto del control del tráfico de droga y la extorsión en Nueva Esparta, hicieron de “El Conejo” otro mártir entre los suyos, una suerte de Robin Hood.

 

Pocos años de cárcel y amenazas a jueces

 

En 2003 Rodríguez Cazorla es detenido en la isla, no obstante su juicio debió hacerse en otro juzgado, debido a las constantes amenazas que recibían jueces, huelgas en el penal y hasta amenazas de bombas en juzgados, que hicieron que se retardara el proceso siete años, mudando el juicio al estado Anzoátegui.

 

En 2010 Cazorla es sentenciado por el Tribunal Segundo de Juicio de Circuito Judicial Penal del estado Anzoátegui. Los delitos que le imputaron: distribución de drogas, porte ilícito de armas, desvalijamiento de vehículo automotor y aprovechamiento de vehículo proveniente del delito; sin embargo no pagó cárcel por los homicidios en los que según estuvo involucrado.

 

Al cumplir la corta condena de once años, “El Conejo” pasó muchas de las veces viajando a Panamá y México, por temor a ser asesinado en Nueva Esparta. Fuentes señalan como los responsables de su asesinato el pasado 25 de enero, luego de salir de una discoteca en la isla, a bandas criminales desde el exterior por cuentas no saldadas que tenía este Capo criollo.

 

El dato sobre el alias: “El Conejo”

 

La popularidad de su nombre y su firma responde a dos versiones: una al supuesto desvío y forma singular de sus dientes delanteros, mismo que luego pasó a arreglar con pequeñas inversiones en acicalamiento bucal; otra refiere al famoso logo del conejo de la revista estadounidense Playboy. Símbolo con el que tenía firmado todo el penal de San Antonio.

 

(LaIguana.TV)

El-Conejo-San-Antonio-1.jpg

El-Yate-San-Antonio.jpg

Monica-Brito-San-Antonio-5.jpg

San-Antonio-7.jpg

Sergio-Rivas-San-Antonio-4.jpg

 

Comentarios Facebook