fbpx
#LoÚltimo
LA HISTORIA DEL MOTOTAXISTA QUE SE DISFRAZABA DE MILITAR Y SALTABA DE BAR EN BAR PIDIENDO DINERO
Diciembre 9, 2014 - 39 Vistas
La Iguana Google Plus

GNB-CC.jpg

Un mototaxista que se dedicaba a extorsionar a propietarios y encargados de distintos bares de San Cristóbal, valiéndose de un uniforme militar y generando temor entre sus víctimas, fue aprehendido por funcionarios del Destacamento de Seguridad Urbana (Desur-Táchira).

 

La aprehensión del falso militar la efectuaron este domingo a las 3 de la madrugada, en la 5. a avenida con carrera 5 de esta ciudad, los funcionarios de la Cuarta Compañía Motorizados del Desur, quienes tenían cierto tiempo siguiéndole la pista a este antisocial, tras información que fue suministrada por las misma víctimas.

 

Se dijo que J. Gotopo, de 29 años de edad, de nacionalidad venezolana, quien en realidad labora como mototaxista, natural de Punto Fijo, estado Falcón, y residenciado en la calle principal de Cordero, municipio Andrés Bello, tenía algunos meses visitando los bares de San Cristóbal vistiendo un uniforme similar al de la Guardia Nacional (GN). Supuestamente luego de detectar “algunas fallas o irregularidades” en el funcionamiento de los mencionados bares, cobraba a sus encargados sumas entre 300 y 500 bolívares para “no decir nada a los compañeros o superiores”, lo que representaría el cierre del local nocturno.

 

En consecuencia, atemorizados por el posible cierre de los negocios, las víctimas habían cedido a las exigencias de este delincuente, quien madrugada tras madrugada, sobre todo los fines de semana, acudía a estos sitios y cobraba para quedarse callado.

 

Fue así como este domingo los militares retomaron la pista del supuesto sargento primero de la GN. Llegaron a uno de los bares que habitualmente visitaba, donde logró cobrar el monto de la extorsión, pues la comisión arribó unos minutos después de que se había marchado.

 

Por esta razón, emprendieron su búsqueda hacia el centro de la ciudad, y lograron ubicarlo en la calle 3, en la vía Puente Real. Tal como manejaban la información que tenían, el sujeto vestía un uniforme de la GN con el grado de sargento primero.

 

Calzaba unas botas largas, negras de motorizado; un chaleco negro sin Panel Balístico; un cinturón negro con una pistolera; y, se movilizaba en una motocicleta marca MD, roja, modelo Cóndor y placa AE7M38V.

 

Al observar la comisión militar tomó una actitud sospechosa, en el momento que le pidieron que se orillara a la derecha notaron que el hombre presuntamente se encontraba bajo los efectos del alcohol.

 

Le solicitaron sus documentos personales, entre ellos el carnet militar que se suponía debía llevar consigo, así como la boleta de permiso; sin embargo, el motorizado solamente enseñó su cedula de identidad, a la vez que manifestó ser sargento primero, promoción n. ° 81 de la Guardia Nacional Bolivariana y que trabajaba en el Destacamento 19 de los Comandos Rurales.

 

Los funcionarios le insistieron que mostrara su carnet que lo acreditaba como funcionario de la GN, y ante la presión no tuvo otra opción que desistir de la mentira confesando que no era militar ni pertenecía a destacamento alguno.

 

Dijo que sólo se uniformaba para tomarse unas cervezas y que se dedicaba a trabajar como mototaxista, en una línea que funciona en el 23 de Enero.

 

Inmediatamente se le informaron sus derechos, la razón de su detención preventiva y que sería trasladado a la sede del Desur, instalaciones del Comando de Zona n. ° 21, donde quedaría a disposición de la Fiscalía Militar Auxiliar 30 del Ministerio Público, instancia que se ocupará de establecer las responsabilidades a las que haya lugar, por el delito de Usurpación de Funciones Militares, por presunta extorsión o cobro de vacuna, así como determinar la procedencia del uniforme militar que quedó en cadena de custodia bajo responsabilidad de esa unidad táctica.

 

(La Nación)