fbpx
#LoÚltimo
Galería: Entérese cómo se celebra el año nuevo chino del mono de fuego y algunas curiosidades
Febrero 7, 2016 - 35 Vistas
La Iguana Google Plus

chino1.jpg

El Año Nuevo chino comienza oficialmente el 8 de febrero del 2016. Y durará hasta el 27 de enero del 2017. Como consecuencia de esto, se produce en el mundo la mayor migración humana anual, cuando millones de chinos se desplazan a su pueblo natal para pasar la fecha más especial de su cultura con su familia.

 

Este año comienza el Año del Mono, un animal que suele corresponder con años especialmente convulsos y que solo llegarán a ser positivos para las personas que sean capaces de adaptarse. En todo caso, los nacidos durante este signo son en general dichosos a lo largo de su vida por su capacidad y seguridad en sí mismos. Para conocer más sobre el año del mono haga clic aquí.

 

¿Por qué se celebra en esta fecha?

 

La fecha del Año Nuevo chino se marca a través del calendario tradicional, que es lunisolar. Es decir, que a diferencia del nuestro, que se marca exclusivamente por el sol, el chino tiene en cuenta también las fases lunares.

 

El calendario se utiliza en la actualidad únicamente como guía agrícola (del mismo modo que sucede aquí con muchos campesinos y agricultores) y para marcar todos los festivos tradicionales en China.

 

Para marcar la fecha exacta año tras año, se debe calcular, en primer lugar, cuál es el día que hay justo entre el solsticio de invierno y el equinoccio de primavera. Una fecha que suele caer entre el 3 y el 5 de febrero. El día de Año Nuevo chino será el que corresponda con la luna nueva más próxima a esa fecha. Y este año, es el 8 de febrero.

 

¿Por qué el Año del Mono?

 

Cada año se representa con cada uno de los animales del zodíaco chino. Al igual que los signos de la astrología occidental, el número de signos es doce. Pero a diferencia de nuestro sistema, que asigna cada casa zodiacal a doce períodos a lo largo del año, en China se asigna cada signo a todo un año completo.

 

Al mismo tiempo, China tiene cinco elementos básicos (Oro, Agua, Madera, Fuego y Tierra), que también van rotando año tras año.

 

Esta vez, el animal que toca es el Mono, el noveno signo zodiacal, que no volverá a coincidir hasta dentro de 12 años, en el 2028.

 

Por eso, esta vez lo que coincide es el Mono de Fuego.

 

Según la astrología china, el Año del Mono es tradicionalmente un período muy convulso, con muchos cambios y vaivenes, pero que puede ser especialmente bueno para aquellas personas que son capaces de amoldarse y adaptarse a todos los cambios, muchos de ellos radicales e inesperados.

 

¿Habrá un «baby boom»?

Se calcula que durante este año nacerán unos 24 millones de bebés, la mitad de la población española. La razón está en dos factores.

 

Por una parte, porque el año anterior, el de la Cabra, no era un bueno para tener hijos porque, según la superstición, los que nazcan durante ese período tendrán que trabajar muy duro para conseguir éxito. No pasa lo mismo con los nacidos en el Año del Mono.

 

Por otra parte, se trata del primer año en el que los chinos podrán disfrutar de la nueva ley que les permite tener dos hijos por familia (y no uno, como hasta ahora), de modo que quienes ya habían perdido la esperanza de tener un nuevo vástago, se lanzarán de cabeza, lo que puede dar lugar a un «baby boom».

 

De hecho, el número de matronas y camas en los hospitales se han duplicado, por la previsión del aumento del número nacimientos y de los problemas en los partos, ya que muchas mujeres que se quedarán embarazadas superan ya los 40 años.

 

¿Cómo se celebra el año nuevo?

 

En China son quince días de celebración, en la que buena parte del país se paraliza y la mayoría se van para sus lugares natales a pasar estas fechas con la familia y amigos.

 

El día de Fin de Año es un día para juntarse, cocinar todos juntos o salir a las calles a disfrutar de unos días con gran ambiente. Se celebra esa noche una cena de reencuentro, con 12 platos, cada uno con un ingrediente que simboliza algo, se reparten los sobres y, normalmente, se ve una famosa gala en la televisión pública.

 

También se reparten los sobres con dinero a hijos pequeños o cualquiera que esté soltero.

 

En las puertas de las casas se suelen pegar papeles rojos, color de la buena suerte, con símbolos de prosperidad, como un pez (porque en chino suena como «abundancia») o un carácter chino con un mensaje positivo.

 

Al pasar de un año a otro, se celebra el nuevo año con espectáculos pirotécnicos. La razón está en una criatura que todos los años viene a asustar a la gente, pero que odia el ruido. Así que se usan para ahuyentarlo.

 

El día de Año Nuevo, los chinos no comen carne, lo que les hará tener una vida más larga, y se hace la famosa danza del dragón, que en China tiene un significado opuesto al de Occidente. Allí simboliza la sabiduría, la riqueza y la alta cultura.

 

También desfila el león (aunque a ojos occidentales no parezca realmente un león), que suele ser manejado por una sola persona y va por las puertas de la casa recogiendo sobres rojos con dinero y una lechuga, símbolo de vida y riqueza.

 

Los siguientes días los protagonizan los niños y los antepasados y el quinto día, la gente se queda en casa y está prohibido visitar a familiares y amigos.

 

Poco antes de que termine el período, se organizan cenas para la familia y, el último día, se hace el Festival de las Linternas, cuando los niños salen de noche llevando farolillos de papel caseros por las calles del pueblo.

w1.jpg

w2.jpg

w3.jpg

w4.jpg

w5.jpg

w6.jpg

w7.jpg

w8.jpg

 

(cubadebate.cu)