El mundo está observando con horror la masacre que está cometiendo Israel contra el pueblo palestino.

El astronauta Alexander Gerst ayer fue capaz de ver cohetes iluminando la zona afectada de Gaza. Mirando hacia abajo desde su posición privilegiada en la Estación Espacial Internacional 200 millas (320 kilómetros) por encima de la Tierra, pudo observar el horror que mantiene en vilo al mundo.

Gerst twitteó una imagen de las terribles escenas que describen como su “foto más triste”.

(N24/LaIguana.TV)

Comentarios Facebook