fbpx
#LoÚltimo
¿Casas de Misión Vivienda son heredables y pueden venderse? Entérese (+condiciones justas)
Marzo 2, 2016 - 260 Vistas
La Iguana Google Plus

casaa.jpg

El diputado del Bloque de la Patria, Ricardo Molina, afirmó este martes que las viviendas de la Gran Misión Vivienda Venezuela (GMVV), pueden ser heredadas y también se pueden vender, pero “en condiciones justas”.

 

“Eso es parte de la manipulaciónpsicológica, es para generar angustia. Cualquiera que viva en una vivienda de la Gran Misión Vivienda Venezuela, adquirida en revolución, tiene garantizada la propiedad, no solo de la familia que actualmente la habita, sino que la vivienda es heredable y también se puede vender”, explicó en el programa Tres y Dos transmitido por Venezolana de Televisión.

 

Señaló que es “mentira” de que no se pueda vender la vivienda, pero aclaró, que se debe hacer “en condiciones justas, porque esa vivienda fue construida con recursos de todo el pueblo para satisfacer una necesidad, no para hacer un negocio inmobiliario”.

 

Destacó la importancia del Fondo de Garantía que estableció el presidente Hugo Chávez para todas las familias de la GMVV.

 

“Todas las familias de la GMVV lo saben, porque aportan, parte de la mensualidad que pagan de su vivienda, a ese fondo de garantía”, apuntó.

 

El diputado detalló que si se presenta una contingencia, “si hay un incendio, y se quema o que el jefe o jefa de familia fallece, la familia queda protegida, porque el resto que falte por pagar, el Fondo de Garantía lo cubre y la gente es propietaria de la vivienda”.

 

“Está garantizada que la familia es propietaria de la vivienda, más allá del jefe o jefa de familia”, acotó.

 

En lo que se refiere a los títulos de propiedad indicó que éstos se están “confeccionando y firmando todos los días, pero el pueblo construye más rápido, que lo que funciona la burocracia en los registros”.

 

“Para el Gobierno Bolivariano era más importante garantizar a miles de familias venezolanas, que se encontraban viviendo en refugios, su vivienda, su hogar. Que estuvieran tranquilos, en sus propios espacios, que tuvieran sus viviendas, esa era la prioridad” y al ritmo, que se podía, se irían sacando los títulos de propiedad, concluyó Molina.

 

(CO)