El periodista de derecha Rafael Poleo continúa con sus acostumbradas críticas al sector opositor en su columna «El Péndulo», que publica en la revista Zeta, con el título, «De buena o mala fe», en el que critica las declaraciones del dirigente Antonio Sánchez García.

Por ello Poleo señala, que «en la oposición hay quienes mueven un proyecto para el cual la destrucción de la MUD es meta de primera importancia».

El periodista se refirió a los señalamientos de Sánchez García contra Leopoldo López, los cuales calificó de «canalladas», y agrega que incluso el dirigente «se lamenta porque hubiera preferido que el incidente explotara hasta convertirlo en una guerra interna de la oposición. Es lo que conviene al proyecto donde éste maestro insultador se ha embarcado».

Por otra parte, vuelve a arremeter contra el opositor cuando asegura que éste lo desacredita, «otra protuberante infamia de Sánchez García es la de atribuirme adversidad con el proceso iniciado en la marcha del 12 de Febrero… No es por ocioso que el susodicho perpetra tanta deformación de mis palabras y de mis intenciones. Sánchez García quiere derrocar al esperpento mediante un levantamiento de las capas sociales que culmine en una intervención militar. Sobre esa intervención militar no tengo posiciones rígidas, sólo que no la veo posible”.

Otro aspecto que el columnista critica de Sánchez García es cuando arremete contra la MUD por ir al diálogo, en este sentido escribe: «Otro punto donde vacilo la buena fe del profesor es el de las negociaciones que se intentan entre las dos mitades en que está dividida Venezuela», y le recuerda «este trámite tan desagradable como inevitable debe producirse algún día… Al profesor Sánchez podemos perdonarle que de repente se le fundan los tapones, pero no que sostenga una tesis que le exige no sólo ignorar la Historia, sino su propia historia».

Sin embargo, a pesar de las críticas de Poleo a lo interno del sector opositor, en su artículo se desprenden ciertas tendencias fascistas, que alienta propuestas como «La Salida», al hacer una alegoría a la dictadura de Pinochet, celebrando el derrocamiento del gobierno democrático de Salvador Allende, ya que a su juicio impidió el establecimiento en Chile de un «régimen» como el cubano.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook