#LoÚltimo
Conspiración: lo que dejó oposición venezolana y estados unidos a Venezuela este 2014
Diciembre 15, 2014
La Iguana Google Plus

jvr1512142.jpg

En su más reciente columna, El Espejo, publicada en el diario Últimas Noticias (ÚN), el periodista José Vicente Rangel, destacó en formato clave, lo que sería el saldo golpista este cierre de año en la menoscabada Mesa de la Unidad (MUD), producto de la falta de liderazgo y la incapacidad de enmendar errores, lo que va en detrimento de asumir una política más sincera y constitucional.

 

Antes de despedirse en lo que resta de año en su columna El Espejo de este lunes, el periodista dejó algunas alertas, vinculadas a las políticas discriminatorias y raciales en los EE.UU.

 

Así como datos de lo que serían las posibles memorias del ex embajador Charles Shapiro, y las anécdotas hasta ahora no mencionadas sobre  la actuación  de la extrema derecha venezolana cuando protagonizaron el golpe de Estado aquel 2002.

 

Para no repetir el pasado

 

Por José Vicente Rangel

 

Termina este año 14 en medio de pronósticos pesimistas de los voceros de la oposición y de aquellos medios de comunicación que pretenden asumir la conducción del país. Año difícil, cargado de presagios negativos y de violencia. Año en el cual se trató por todos los medios de desestabilizar a las instituciones para crear un clima propicio al derrocamiento del presidente Nicolás Maduro.

 

Si algo quedó demostrado durante este año, es que los factores políticos y económicos que adversan al proceso bolivariano (monitoreados descaradamente por Washington) insisten en balancearse en la cuerda floja de la ambigüedad declarando, por un lado, que respetan la Constitución y luchan cívicamente, y por otro, conspirando a diario contra el orden democrático. Buscan con esa actitud acosarlo, debilitarlo, para facilitar el propósito de fondo que no es otro que acabar con el proceso bolivariano. Tal propósito no es una invención. Hay múltiples demostraciones, declaraciones públicas, amenazas veladas y una constante actividad conspirativa detectada por los organismos de inteligencia y seguridad del Estado, que lo confirma.

 

En su reiterada actividad conspirativa, los factores que la promueven tienden una cortina de humo para ocultar sus objetivos. Ante todo, cada vez se hace más evidente que gran parte del sector opositor no es democrática. Luego de 16 años de actuación en ese escenario no ha conseguido adaptarse a la realidad político-institucional de la V República. Por el contrario, acentúa su desprecio por la nueva legalidad y no pierde ocasión para demostrarlo. Tal característica es una calamidad para el país. No contar con una oposición crítica, pero confiable, que no trabaje con el puñal en la manga, afecta el funcionamiento de la democracia y socava a las instituciones de la República.

 

Y hay algo más. La oposición, que lamentablemente tiene Venezuela, no aprende lecciones. Es incapaz de extraer de sus repetidas derrotas conclusiones que le permitan adoptar políticas de signo contrario a las que hasta el presente ha practicado. Como son, abrazar con sinceridad la defensa de la constitucionalidad; tomar distancia de la aventura, convertirse en sustento de la legalidad y nacionalizar su política. Porque la deplorable posición que mantiene la conduce, inevitablemente, a incurrir en nuevos desaciertos.

 

Por eso sus voceros se refugian en la amnesia. Eluden un pasado cargado de errores y apelan a un cómodo olvido de cuanto hicieron. El recordatorio, días atrás, de los episodios de hace 12 años (11-A, atentado contra la industria petrolera, guarimbas), mediante la reproducción de tomas de la televisión con imágenes de los personajes centrales de la infamia, han sido borradas de la memoria por la oposición porque sus protagonistas (los mismos de hoy) se empeñan en negar todo. O llegan, incluso, a la desfachatez de exclamar que, ¡hasta cuándo!, se plantean esos recordatorios. 

 

Pero hablar del pasado es importante para impedir que se repita. Además, porque es fundamental que los jóvenes accedan al conocimiento de lo que sucedió en el país. La reivindicación de la memoria no es para ejercer venganza o pasar recibos, sino para rescatar la verdad y acabar con la maldición que nos condena a girar siempre en torno a las miserias de siempre.

 

Laberinto

 

Disparar contra el negro parece ser la consigna de los policías de los EEUU, en cualquier lugar, New York, Arizona, Misisipi y otros. A cada momento un ciudadano de color es asesinado sin hacer resistencia armada. Tampoco participando en delitos. Pero siempre el policía que da muerte a un negro inerme es un blanco que queda en libertad con cualquier justificación. El presidente de los Estados Unidos es negro, hay que recordarlo, y quizá, si no estuviera en la Casa Blanca y transitara por la calle en la noche, correría el mismo riesgo…

 

Como el señor Obama está atado a un sistema blindado que combina racismo con impunidad, nada hace ante semejante situación. Lo único que se le ocurre a él (y a sus voceros del Departamento de Estado) es defenderse convirtiendo en arma política los derechos humanos. Disparando contra aquellos países que no le son dóciles como Venezuela, que está todos los días en la mira…

 

Por eso el Gobierno norteamericano de Obama llega al extremo (en medio de una nación convulsionada por el asesinato de afrodescendientes y vergonzosos fallos judiciales absolutorios de los responsables) de producir declaraciones condenatorias contra la justicia venezolana. El cinismo de Obama es ilimitado…

 

Hay un organismo, Transparencia Internacional, dedicado a elaborar informes sobre la corrupción en países de la región. Orientado a descalificar a Venezuela, para lo cual cuenta con el coro mediático de siempre. En su última versión ubica al país como el más corrupto de la región, sin aportar pruebas ni investigar. Su actividad es muy poco transparente, e incluso su financiamiento. Es el típico instrumento que fabrica versiones sesgadas con finalidad política. Que, además, es muy rentable para los que están detrás de la fachada…

 

Una encuesta de noviembre en Chile revela la caída de 12 puntos de la presidenta Bachelet y un aumento del rechazo a su gestión de 14 puntos. Los analistas perciben desilusión de sus electores y la atribuyen a falta de decisión de la Mandataria para ejecutar la política que prometió y que le dio la victoria…

 

Aquellos que tienen montada una fiesta con el “patriótico” motivo de la caída de los precios del petróleo (lo que sería premonitorio de la caída de Maduro), se pueden llevar una sorpresa. La caída amenaza a numerosos productores pequeños, medios e independientes en los EE.UU. Un barril por debajo de 70 dólares pone en peligro su supervivencia. En cuanto al petróleo de esquisto, su costo de producción es elevadísimo e imposible de extraerlo con precios bajos…

 

Año 2015: dramático el panorama de la MUD (cada día más muda, errática, dividida y carente de liderazgo). La campaña por la libertad de López no prende en la calle; la de Capriles languidece con un discurso vacío; mientras que la estridencia de Machado no impacta. Ejemplo, creyó que la acompañaría una multitud a la cita en la Fiscalía General y ni siquiera estuvieron a su lado cuatro gatos. Pero no hay que victimizarlos. Que se cocinen en su propia salsa…

 

El ex embajador en Venezuela, Charles Shapiro, tiene mucho que contar sobre su presencia en el país en 2002. A un venezolano con quien habló le refirió algunos episodios del 11-A y del sabotaje de la industria petrolera. Le confió sabrosas anécdotas de personajes que lo urgieron a que apoyara a Carmona, y que le recomendara al nuevo gobierno reprimir al chavismo. Habló de unos dirigentes de AD, a los que identificó como “los tres enanos”, y de un líder copeyano, que lo presionaba. A una pregunta acerca de por qué no publicaba sus memorias, manifestó que aún no era tiempo de hacerlo. Que había que esperar a que su gobierno desclasificara los papeles de esa etapa…

 

En una entrevista en Washington, Miguel Henrique Otero afirmó que “es posible que Maduro no termine el mandato”. Convendría que el propietario de El Nacional dijera en qué basa su presunción y la vía a través de la cual se produciría el hecho…

 

Ésta es mi última columna del año. Regresaré en la segunda quincena de enero de 2015. A todos los lectores (y en general al pueblo venezolano), feliz Navidad y éxitos el próximo año.

 

(ÚN/LaIguana.TV)