yihadista1612142.jpg

Un supuesto clérigo musulmán nacido en Irán y refugiado en Australia, un viejo conocido de la policía australiana y una figura solitaria que jugó con la magia negra.

 

Así es como se ha definido hasta ahora a Man Haron Monis, el hombre de 49 años que, según la policía australiana, mantuvo a una veintena de rehenes en una cafetería de Sidney durante 16 horas y que acabó abatido por la policía.

 

Dos rehenes murieron en la operación de rescate y otros cuatro resultaron heridos.

 

Man Haron Monis recibió asilo político en Australia en 1996 y fue descrito por un antiguo abogado como una figura solitaria.

 

El hombre era un viejo conocido de la policía australiana y estaba bajo fianza por ser cómplice de la muerte de su exmujer.

 

En libertad bajo fianza
 

El refugiado se presenta a sí mismo como un clérigo musulmán y, además de haber sido condenado por su complicidad en la muerte de su exmujer, se enfrenta a cargos por más de 40 denuncias por abusos sexuales.

 

Además, en 2009 Monis fue condenado anteriormente por enviar cartas ofensivas a familiares de soldados austrialianos muertos.

 

Según el diario Sydney Morning Herald, el hombre también se describió a sí mismo en el pasado como un “sanador espiritual”, lo que le llevó a jugar con lo que en Occidente se considera magia negra.

 
“Lobo solitario”
 

Según algunas informaciones, entre las demandas de Monis estaba que la bandera del Estado Islámico se mostrase en la cafetería Lindt en la Plaza Martin, donde llevó a cabo su toma de rehenes.

 

Sin embargo, no consta que tenga vínculos con grupos yihadistas y, según los analistas, es probable que trabajase en solitario.

 

“Ciertamente parecen ser las acciones de un lobo solitario, quizás no muy bien preparado, quizás no muy bien planificado”, le dijo a la BBC Anne Aly, directora del programa de acciones contraterroristas en la Universidad Curtin de Australia.

 

Sus acciones en Sidney no consiguieron captar la atención en internet de los partidarios de la yihad, incluidos los seguidores del Estado Islámico que generalmente son rápidos a la hora de vincular este tipo de incidentes con su causa, según BBC Monitoring.

 

“Nada que perder”
 

Monis, también conocido como Sheikh Haron o Mohammad Hassan Manteghi, supuestamente escribió en su sitio en internet que anteriormente había sido chíita pero dejó esa rama del Islam.

 

En la actualidad, Monis estaba en libertad bajo fianza por su supuesta complicidad en la muerte de su exmujer, Noleen Hayson Pal.

 

En el momento en que su identidad fue revelada en los medios de comunicación, su página fue suspendida.

 

“Su ideología es tan fuerte que nubla su visión, su sentido común y su objetividad”, señaló quien fuera su abogado, Manny Conditsis.

 

Conditsis, que representó a Monis el año pasado cuando fue condenado por su supuesta complicidad en la muerte de su exmujer Noleen Hayson Pal dijo que pensaba que el sospechoso “sentiría que no tenía nada que perder”.

 

“Ni siquiera por participar en algo tan desesperado y escandaloso como esto”, concluyó.

(BBC Mundo)

Comentarios Facebook