fbpx
#LoÚltimo
patria grande: Brasileros exaltan dimensión internacionalista del Comandante Chávez (+Disertación)
Marzo 17, 2016 - 49 Vistas
La Iguana Google Plus

cuadro-chaz.jpg

Al cumplirse tres años de la siembra del Comandante, Hugo Chávez, representantes de movimientos sociales, partidos políticos e intelectuales de Brasil disertan sobre la dimensión internacional del líder de la Revolución Bolivariana.  

 

Las voces brasileras coinciden en el reconocimiento del legado de Chávez como fuerza moral e ideológica para el fortalecimiento del internacionalismo socialista, el impulso al proceso de emancipación de los pueblos del mundo y la articulación de las luchas de los más desposeídos.

 

Desde la Patagonia más austral, atravesando la Amazonia, navegando El Caribe e irradiada desde la mitad del mundo en la línea ecuatorial, la idea de Hugo Chávez como sinónimo de unión de los pueblos, democracia y multipolaridad se diseminó por el planeta y constituye, hoy más que nunca, la certeza del Socialismo como único camino para lograr la igualdad, el equilibrio, la justicia y la paz.

 

Patria Grande: un sueño en construcción 

 

“Las ideas de Chávez, así como las ideas de Bolívar, perdurarán muchos años porque América Latina vivió un momento excepcional y Chávez tiene que ver mucho con eso”, declaró en marzo de 2013 –tras conocerse el fallecimiento del líder venezolano, y luego de ocho años de relación política y estratégica- el expresidente de Brasil, José Ignacio “Lula” da Silva, al referirse a los aportes de Chávez a la integración de América Latina, especialmente con la creación de Unasur y Celac.

 

El ascenso al poder del Comandante, Hugo Chávez, constituyó a partir de 1999 el punto de inicio de una etapa victoriosa de gobiernos progresistas en la región, que cimentados en patrones de desarrollo opuestos al modelo capitalista hegemónico, constituyeron una alternativa económica, política y social para la construcción de un futuro dignificado de los pueblos latinoamericanos; para las víctimas de la década perdida, los oprimidos de regímenes dictatoriales, los sujetos inconformes de las revueltas populares, los herederos de la pobreza producto de la agenda neoliberal impuesta y desarrollada en los llamados países periféricos.

 

Una nueva era para América Latina, así lo define Iván Valente, diputado brasilero por el Partido Socialismo y Libertad (PSOL), quien asegura que luego un decenio de políticas neoliberales que mermó derechos de los trabajadores y fragilizó la soberanía de los Estados, “la victoria de Hugo Chávez alteró radicalmente la correlación de fuerzas en América Latina”.

 

“El proceso venezolano inspiró nuevos procesos de resistencia como en Bolivia y Ecuador, y estimuló una agenda de integración ente los pueblos, en torno de un proyecto soberano y solidario”, refiere Valente.

 

Paulo Pimenta, también diputado de Brasil por el Partido de los Trabajadores (PT), actualmente presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Congreso, cree firmemente en el ejemplo Chávez y Venezuela, como inspiración democrática de las naciones de la región que pasaron a creer en la posibilidad de un mundo más justo. “Su nombre es sinónimo de integración Sur-Sur, del esfuerzo para que podamos encontrar de manera hermanada un camino para la libertad y el socialismo”, refirió, al recordar al líder bolivariano.  

 

Resalta la internacionalista Ana Prestes, miembro de la Secretaria de Política y Relaciones Internacionales del Partido Comunista de Brasil (PCdoB), que junto a otros gobernantes que emergían con pautas populares y democráticas en la región, Chávez, lideró una importante victoria continental contra el proyecto del ALCA.

 

“Por más que vientos conservadores soplen sobre América Latina en búsqueda de la restauración en los gobiernos de los países latinoamericanos, Chávez y otros líderes ya trazaron el camino bolivariano y emancipador que, ciertamente, nuestros pueblos transitarán para profundizar el proceso de resistencia al neoliberalismo y la construcción de una  integración para el desarrollo y la paz”, reflexiona Prestes.

 

Desde la visión de Mónica Valente, Secretaria de Relaciones Internacionales del Partido de los Trabajadores (PT) hoy más que nunca, la vida y trayectoria de Chávez reviste profunda importancia, no sólo para Venezuela sino para todos los suramericanos. “El pensamiento integracionista y antimperialista de Chávez fue y es fundamental para la liberación definitiva de nuestra Patria Grande y de nuestros pueblos”, indicó.

 

Chávez en perspectiva histórica

 

Chávez, para la periodista Cynara Menezes, editora del Blog Socialista Morena, es de aquellos líderes que nacen cada 100 años; según sus palabras que recuerdan al poeta chileno Pablo Neruda. “Desde que la Unión Soviética acabó, dejamos de tener voces que hicieran contrapeso a la hegemonía norteamericana y europea, y Chávez surgió para llenar esa laguna, para recordar la grandeza de los países ‘periféricos’”.

 

Menezes admira la “valentía” con la que el líder venezolano habló de socialismo “en tiempos en que nadie más lo hacía, ni siquiera la propia izquierda”. Chávez aportó a la concepción de un nuevo socialismo, ajustado al siglo XXI sobre una “visión de largo alcance, propia de los grandes líderes”, dijo.

 

Si en la década de los 90, en los mal llamados países del tercer mucho, el neocolonialismo, neoimperialismo y en Latinoamérica, específicamente, el Consenso de Washington, asolaron a la región, en la actualidad la amenaza de la gran potencia y sus aliados continúa latente.

 

A partir de este referente, reflexiona Juliano Medeiros, presidente de la Fundación Lauro Campos, al afirmar que “hoy más que nunca se hace necesario el legado del Comandante Chávez”, para afrontar “la actual ofensiva de las fuerzas del capital, que buscan restablecer su pleno dominio sobre nuestro continente”.

 

Para Medeiros, también historiador y político, “el ejemplo heroico de Chávez y su búsqueda por un camino soberano e independiente para los pueblos de Nuestra América debe iluminar los pasos de las nuevas generaciones de luchadores y luchadoras que sueñan con la Patria Grande. El internacionalismo de Chávez, la forma de amistad entre los pueblos y los Estados, la solidaridad con las luchas de los oprimidos y la denuncia implacable frente a los intereses del imperialismo permanece vigente, hoy y siempre”.

 

Impacto del Socialismo Bolivariano

 

En el 2005, más de 15 mil personas reunidas en el V Foro Social Mundial, y otras tantas incontables alrededor del mundo, siguieron con detenimiento el discurso del líder bolivariano realizado desde Porto Alegre, aquel 30 de enero, cuando realizó una manifestación histórica: el reconocimiento del Socialismo como única vía a seguir en la lucha anticapitalista. “Es posible trascender el capitalismo por la vía del socialismo y más allá, en democracia”, expresó durante esa oportunidad.

 

De acuerdo al diputado brasilero Glauber Braga, (PSOL) Hugo Chávez representa la esperanza de que un mundo diferente es posible a través del cambio real. “Logró eso con medidas muy prácticas y objetivas de integración entre los pueblos que sufren cualquier tipo de opresión, trabajó por la justicia, por la igualdad de condiciones, por el socialismo del siglo XXI y siempre respetando los términos de la disputa electoral y democrática”

 

Braga sentencia: “Chávez es referencia, es sueño, es la demostración de que se puede compatibilizar, lo ideológico, la teoría, con una práctica política transformadora revolucionaria”

 

También, el Secretario Nacional de la Juventud del PT, Jefferson Lima, recuerda que los objetivos logrados durante 17 años del proceso político revolucionario, enmarcados en el Socialismo Bolivariano del siglo XXI, dieron un papel protagónico y de mayor participación política a la juventud. “Somos solidarios con Venezuela”, expresó  en el marco del tercer año de la siembra del líder bolivariano.

 

“América Latina siente mucho la falta de Hugo Chávez, de ese gran líder”, afirma el diputado del PT, Fernando Marroni. “Chávez hizo que la riqueza proveniente de la producción petrolera se dirigiera a las causas sociales, se invirtiese en beneficios sociales para el pueblo de Venezuela”, dijo.  

 

Referencia innegable para la construcción de sociedades más justas y solidarias, de esta manera califica Anderson Amaro, del Movimiento de los Pequeños Agricultores de Brasil (MPA) la praxis del líder chavista. “Su legado no es letra muerta sino acción trasformadora de los pueblos que luchan por su emancipación. Es un gigante que dio su sangre por los pueblos de Nuestra América”, expresó.

 

(Nota de Prensa)