#LoÚltimo
Confidencial: Conozca los pasos de la guerra fría contra Venezuela y Latinomérica (+Hitler)
Abril 3, 2016
La Iguana Google Plus

tijeraz1.jpg

Este domingo el periodista José Vicente Rangel (JVR) en su programa televisivo, reveló en cinco pasos la guerra fría que enemigos del proceso mantienen contra Venezuela, en su incansable intento de fracturar el legado del comandante Hugo Chávez y eliminar al Gobierno revolucionario.  

 

Someter las mentes y voluntades de los venezolanos mediante la guerra psicológica, desestabilizar a la sociedad a través de las guarimbas, abstención y voto castigo en las elecciones parlamentarias, que favoreció a la derecha, confrontación de poderes estimulado desde la AN y la polarización caótica sin alternativas, demuestran que la beligerancia sí existe en Venezuela.  

 

Estos son las pruebas integras que enumeró el también jurista, sobre el ataque contra nuestra nación, que más que un cuento es una realidad latente.  

 

Adolfo Hitler dijo que las guerras del futuro serían efectuadas antes de comenzar las operaciones militares, a través de la confusión mental, la contradicción de los sentimientos, la incertidumbre y el pánico. Años después, EE.UU. Confesaba que su objetivo durante la guerra fría no era conquistar o someter por la fuerza un territorio enemigo sino más bien conquistar y someter las mentes y voluntades de los hombres mediante la “guerra psicológica”.

 

Durante los últimos 15 años, se han aplicado diversas técnicas de desestabilización social, política y emocional contra los gobiernos progresistas y populares de América Latina, como derrocamientos, desconocimiento de resultados electorales, guarimbas, sabotajes, paramilitarismo delincuencial, hasta guerra económica y financiera, crisis institucionales y producción de subjetividad asociada a emociones negativas como odio, indefensión, temor, angustia, depresión. Pero también una derecha renovada está participando exitosamente en el terreno electoral y cultural, disputándoles a las fuerzas progresistas el universo simbólico de las expectativas de las mayorías.

 

Estas estrategias de desestabilización socio-emocional y de estimulación del voto-castigo y la abstención-castigo, aprovechan los desaciertos en la gestión económica y la desactualización discursiva y programática de los gobiernos de izquierda. En nuestros más recientes estudios sobre el clima socio-emocional venezolano, los sentimientos negativos se han acentuado; los electores consideran que el país va por mal camino; que la situación económica va a empeorar y que estamos al borde de una explosión social.

 

En Venezuela, la oposición parece combinar diversas acciones desestabilizadoras como la confrontación de poderes, las propuestas legislativas que polarizan a la sociedad como la Ley de Amnistía, la protesta violenta, el sabotaje, la caotización y la frustración de los electores. Hablan de ruptura, cambio y transición, pero no de alternancia en el poder, cohabitación y convivencia. Por su lado, el gobierno bolivariano radicaliza sus posiciones, descuida la gestión, visibiliza en demasía a sus adversarios en la Asamblea Nacional, lo que unido al sectarismo y la prepotencia, le echa más leña al fuego desestabilizador.

 

(LaIguana.TV)