#LoÚltimo
¿EE.UU. se cree el pueblo elegido por Dios? Vladimir Acosta respondió (+encuentro de intelectuales)
Abril 10, 2016
La Iguana Google Plus

cuadro-pensamientos.jpg

Del 8 al 14 de abril la Red de Intelectuales, Artistas y Movimientos Sociales en Defensa de la Humanidad celebran el duodécimo encuentro, que reúne a más de 100 intelectuales de 18 países, esta vez en Caracas (Venezuela).

 

Atilio Borón, por Argentina; el cubano Abel Prieto, la mexicana Ana Esther Ceceña y el venezolano Vladimir Acosta debatieron este viernes 8 de abril los desafíos que enfrenta Venezuela y cómo radicalizar la Revolución Bolivariana para superar la Guerra No Convencional de la que es objeto esta nación suramericana.

 

El historiador venezolano, Vladimir Acosta, explicó que la estrategia imperial de Estados Unidos consiste en atacar a países más pequeños, a los que califica como amenaza para justificar sus acciones injerencistas y cuando se enfrentan a un enemigo poderoso (inventado o no) organizan coaliciones.

 

“Hoy los rusos y los chinos son otra vez enemigos de los Estados Unidos, y dentro de esos enemigos ahora está entrando la Venezuela chavista” aunque salgan ‘apaleados’ como ocurrió en Vietnam y contra Cuba, a quien no pudieron derrotar durante el bloqueo por más de 50 años.

 

Para comprender el peligro que representa la política imperialista de EE.UU., el historiador expuso algunos rasgos característicos:

 

– Los Estados Unidos se asumen como un pueblo “elegido” por un Dios cristiano, que “no se equivoca”, que encarna el bien, que tiene la voluntad de Dios y por eso Dios los ama. De ahí que cada presidente de ese país pide al final de sus discursos la bendición de Dios. Ellos son América, nosotros en cambio somos otra cosa: latinoamericanos, suramericanos, pero no América, “hasta eso nos robaron”, afirma Acosta.

 

– Son una sociedad racista

 

– Tienen esencia capitalista: Estados Unidos siempre inventa enemigos que representen una amenaza a su seguridad y cada vez que lo vence aparece otro y otro, y otro. La guerra nunca acaba, han luchado contra franceses, irlandeses, rusos, chinos, bolcheviques, y ahora la Venezuela chavista. ¿Quiénes no son enemigos de EE.UU.? Los terroristas, los corruptos y los narcos, el por qué es claro, ellos los organizan y los financian pese a que estos grupos luego se subleven del imperio.

 

El politógo y sociólogo argentino, Atilio Borón, destacó la importancia de promover la cultura de resistencia, para explicar por qué la agresión contra Venezuela (de parte del imperio estadounidense), y por qué ese empecinamiento tan brutal para promover la guerra económica y el terrorismo mediático.

 

Los procesos políticos de la región y el presunto giro a la derecha del continente mucho tienen que ver con la injerencia de Estados Unidos desde su punto de vista.

 

Borón explicó que ese giro todavía no se ha consumado porque Evo Morales aún tiene tres años más de gobierno en Bolivia, las encuestas dan ganadora a la Alianza País en Ecuador para el próximo año, mientras que el gobierno de Nicolás Maduro con enorme dificultades sigue adelante “es una muestra de resistencia y de lucha”, lo que sí ha cambiado, asegura, es el tono político de América Latina.

 

El acercamiento de Barack Obama a la Argentina es muestra de ello, porque es el único país que tuvo cambio de gobierno. Estados Unidos tiene un nuevo aliado en Suramérica que viene a reemplazar a Colombia que ya venía muy desgastada, sobretodo con la presencia de Uribe.

 

A Mauricio Macri, por su parte, le sirve porque es un espaldarazo, ya que es la primera vez que un presidente estadounidense visita un país a poco más de 100 días de ser electo, “un gesto inusual que revela la desesperación de Obama de buscar aliados en la región”.

 

A propósito de la decisión del gobierno de Macri de retirar a teleSUR de la Argentina, Borón lamentó el hecho. “teleSUR es un canal que ningún gobierno de la derecha quiere que se vea, en Chile mismo está bastante restringido, en Colombia no se ve, por ejemplo. La idea de que la derecha favorece el pluralismo informativo es un absurdo, lo que quiere es imponer un modelo y punto. No le interesa ningún debate público”.

 

(teleSUR)