fbpx
#LoÚltimo
Enemigo de Dilma: presidente del Congreso de Brasil aparece en los Papeles de Panamá
Abril 24, 2016
La Iguana Google Plus

cuadrop.jpg

La revelación de las cuentas panameñas que están dando la vuelta al mundo se mira con lupa en Brasil. Entre los nombres brasileños que han salido a relucir entre los denominados Panamá Papers destaca, sobre todo, uno: el presidente del Congreso, Eduardo Cunha, investigado en el Caso Petrobras, también figura, según los medios brasileños que han tenido acceso a estas informaciones, entre las nómina de personajes políticos con cuentas en este paraíso fiscal.

 

Cunha, enemigo declarado del Gobierno de Dilma Rousseff y uno de los principales promotores del juicio parlamentario (impeachment) que sufre la presidenta, está acusado ya por la Fiscalía General de Brasil de detentar cinco cuentas millonarias e ilegales en Suiza.

 

Cunha aparece en esta nueva relación como titular de una cuenta offshore, con el nombre de Penbur Holdings, supuestamente controlada por el líder parlamentario pero que usaban, en principio como testaferros, dos panameños. Cunha, por medio de un comunicado, ha negado ser propietario de esa cuenta: “Cunha desmiente, con vehemencia, estas informaciones (…) y desafía a cualquiera a probar que tiene relación con una compañía offshore”, expresa. El presidente del Congreso también negó la existencia de sus cuentas suizas, incluso cuando la Fiscalía había divulgado documentos en los que aparecía su propia firma en ellas.

 

El controvertido y polémico Cunha, del centrista Partido do Movimento Democrático de Brasil (PMDB), no es el único político brasileño que aparece en los Panamá Papers. Según las informaciones divulgadas, en la lista están dirigentes de, al menos, siete formaciones distintas. No aparece ninguno del Partido de los Trabajadores (PT), la formación del expresidente Lula y de la presidenta Dilma Rousseff. Por el contrario, la formación más afectada es la del PMDB, la de Cunha y del vicepresidente Michel Temer —el grupo que recientemente rompió la alianza de Gobierno con el PT y que ha dejado a Rousseff en una situación de gran debilidad—. Uno de estos dirigentes con supuestas cuentas en paraísos fiscales es el senador Edison Lobão, también involucrado, según la policía, en el caso Petrobras.

 

Aún es pronto para saber el impacto que esta nueva revelación masiva tendrá en la ya de por sí convulsa sociedad brasileña. Hay 57 nombres que figuran en los Panamá Papers que también están, de alguna u otra forma, relacionados con el caso Petrobras. Pero hay que esperar para saber si estas cuentas en paraísos fiscales son legales o no. En Brasil, no es ilegal abrir una cuenta en un paraíso fiscal. Pero es necesario declararla a Hacienda. La policía sospecha que estas cuentas opacas hayan servido para depositar el dinero proveniente de sobornos de la petrolera estatal.

 

Esta nueva bomba mediática llega a Brasil con el país en plena crisis política. La presidenta Dilma Rousseff se enfrenta a un proceso de destitución parlamentaria que está ya en curso y con un Gobierno cada vez más debilitado.

 

Lula y el Supremo

 

Además, y atravesando esta crisis política, se encuentra la macroinvestigación del caso Petrobras, que involucra a decenas de políticos de varios partidos, a altos cargos de la petrolera, a los más poderosos empresarios del país y, entre otros, a altos cargos del partido en el poder, el PT, desde  su antiguo tesorero (João Vaccari) al mismísimo expresidente Lula, pasando por ministros, exministros y senadores.

 

El propio Lula se encuentra esta semana pendiente de saber si podrá asumir el cargo como ministro que le daría la condición de aforado, pero cuyo nombramiento ha sido suspendido por un juez. El jueves, el Tribunal Supremo debe tomar una decisión al respecto. “Si todo va bien, el jueves estaré asumiento en la Casa Civil del gobierno. Estoy convencido que este país tiene que cambiar, tiene que dar la vuelta, cambiar la economía, generar empleo e ingreso”, dijo el expresidente este pasado fin de semana, durante una manifestación a su favor en Fortaleza.

 

(elpais.com)